¿Quedamos para comer?

Otra de esas semanas extrañas en las que vais a tener menos platos de lo habitual. El lunes y martes fueron festivos en Madrid y yo me escapé a la feria de Sevilla dónde he sido muy constante con mi alimentación porque así me lo exige mi celiaquía y demás intolerancias alimenticias. Siempre os he dicho que al final mi ventaja es que yo no me puedo saltar la dieta ni aunque quiera, mi desventaja es que si lo hago sin querer acabo muy enferma.

En fin, no me voy a enrollar más, empezamos. Hoy os recomiendo que me leáis hasta el final porque lo que vais a encontrar en la sección “Esos pequeños caprichos” merece un beso sonoro.

Desayunos 

Sin novedad en el frente. Un desayuno dulce a la semana, en este caso una granola de frutos secos y coco tostado con plátano, chocolate negro y arándanos frescos (lleva leche de coco) y el resto una combinación de hoja verde con proteínas (esta semana cerdo asado y sardinas), grasas saludables (aceite de oliva y frutos secos) y mi té chai (ahora que empieza el buen tiempo voy a servirlo de vez en cuando con hielo, me encanta).

Platos principales 

Esta semana podría haber hecho sección de barriga viajera porque he comido y cenado fuera de casa varios días, tanto en la feria como en Madrid para pre-celebrar el día de la madre, pero no vi oportuno hacer fotos de lo que estaba comiendo. No me importa ser un poco bicho raro, pero hay veces que pasarte diez minutos haciendo la foto de un plato que te acaban de servir, puede resultar hasta incómodo para el resto de los comensales, así que lo dejé para otra ocasión. Solamente os diré una cosa, tenéis que visitar el Restaurante Duo Tapas en Sevilla, no solo es delicioso todo lo que te sirven, también está completamente adaptado para celiacos y el personal correctamente formado. Un lujo.

Por orden;

  • Alcachofas gratinadas, ensalada de espinacas frescas y arándanos, huevo frito  y pepinillo.
  • Bacalao con costra crujiente de mostaza, lasaña vegetal, ensalada de rúcula y canónigos con frutos secos.
  • Costillas a la barbacoa, hummus de berenjena con palitos de pepino, esparragos trigueros y ensalada con frutos secos.
  • Día de picnic: jamón ibérico, crakers de plátano macho (os enseñé a hacerlos hace algunas semanas en este post)
  • Puerros gratinados con espuma de alioli y mostaza, salchicas frescas, alcachofas gratinadas, pastel de puerros y ensalada de espinacas frescas.

Como veis en esta casa no se tira nada y vamos variando la comida en función de aquello que nos va quedando de días anteriores.

Esos pequeños caprichos

La semana pasada haciendo unas compras en Hermanos Ruiz vi que tenían chufas ecológicas y no pude evitar comprarlas. Lo mejor de todo es que no tenía ni idea de que hacer con ellas pero tenía claro que la base sería una horchata casera. Pedí consejo en mi grupo de “Paleo para inconstantes” y allí me enseñaron como hacer la horchata. De la horchata pasé a un helado y con los restos molidos de la chufa pensé que podía hacer unas galletas. Al final ha quedado un postre de lujo, y no porque lo diga yo, de verdad, las galletas son ESPECTACULARES y el helado muy refrescante y diferente. No digo más, el miércoles lo tenéis en el blog. 

 

 

 

 

 

 

Y con esto se termina la entrada de hoy. Sé que no ha sido muy completa pero la semana que viene espero mejorar. Como os digo siempre, si creéis que esta entrada puede interesar a alguien de vuestro entorno compartidla en vuestras redes sociales, nos encanta tener visitas nuevas.

Feliz semana gente saludable!

No Replies to "¿Quedamos para comer?"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    Positive SSL