Cambiando de estación. Resumen de la semana

Lo admito, con el cambio de estación estoy algo descontrolada con las comidas. Se me está yendo de las manos el dulce y no me apetece ningún tipo de comida caliente. Al final estoy picoteando mucho y comiendo menos bien que de costumbre, así que ayer decidí que hoy era mi último día libre y mañana empiezo a ser estricta de nuevo. Para mí es importante encontrar el equilibrio en la comida o empiezo a sentirme mal. Si no pongo remedio rápido tengo gran facilidad para desviarme del camino, sobre todo con la llegada del buen tiempo.

Dicho esto empezamos con el resumen de esta semana

Desayunos

No hay mucho que decir, esta semana he desayunado mal la mayoría de los días (y por eso luego he comido mal todo el resto del día). El desayuno dulce de la semana ha sido un pudding de chia combinado con frutos secos, nibs de cacao y coco rayado y dos días he tomado ensalada de rúcula y canónigos y ensalada de espinacas con alguna proteína y mi té chai.

La última foto corresponde al desayuno de mi hija un día cualquiera. Lacón, sobrasada vegana, fruta, pan de yuca y leche con cacao en polvo desgrasado.

Comidas principales

Tres carnes y dos pescados que aparezcan en las fotos, pero falta una foto de la comida del domingo (que aparecerá más abajo en Barriga Sana Viajera) que era solo de verduras, y de la comida del miércoles, que fue laboral y a la que no le hice fotos, y en la que comí Lubina a la espalda. Con todo esto se equilibra la ecuación: Tres días carne, tres días pescado y uno solo verduras.

Por orden:

  1. Enrollado de brocoli relleno de boloñesa de pavo
  2. Ensalada de rúcula y canónigos con frutos secos, pepinillos y carne de ternera
  3. Mollejas picantes acompañadas de zapallitos rellenos
  4. Salmón en papillote con encurtidos y berenjenas. Ensalada de espinacas.
  5. Solomillo de ternera con compota de frutos rojos. Ensalada de rúcula y canónigos con zanahoria y pepinillos
  6. Zapallitos rellenos de atún y salmón

Esos pequeños pecados

Cada vez me gusta más cocinar repostería; me gusta lo bonita que se ve, lo mucho que la disfruta la gente, la cantidad de posibilidades que ofrece… pero tengo que empezar a limitarla porque abres la nevera de mi casa y siempre tenemos algún dulce presidiendo los estantes.

Pastel de chocolate y crema de coco: Como Galla ha estado enferma unos días y  ha tenido que quedarse en casa de la abuela paterna he querido agradecérselo con una tarta especial. Es de base de berenjena y chocolate negro con cobertura de crema de coco, nibs de cacao y dulce de leche. En este caso no os puedo comentar que tal estaba porque no la probé, pero desde luego no les duró mucho en la nevera.

Barritas energéticas: De todos los dulces que hago, el único que siempre me pide Adán que repita son las barritas energéticas. No es que él haga mucho deporte para tener que comérselas, pero está tan delgado que puede permitírselas. En este caso son de frutos secos crudos (anacardos, nueces de macadamia, nueces y almendra), miel cruda y chocolate al 99%.

Miniaturas de dulce de leche: Y por último la entrada de este próximo miércoles, miniaturas de dulce de leche. No solo son deliciosas, es que además son muy aparentes y colocadas en una caja bonita son un detalle espectacular para llevar de regalo a cualquier comida en la que estemos invitados. La base, berenjena.

Barriga Sana viajera

Hoy domingo he estado cocinando durante varias horas para dejar la comida de la semana preparada y despreocuparme un poco el resto de los días, así que al final no tenía muchas ganas de pensar que podíamos comer. Hemos optado por pedir comida de Viva Burger, un restaurante vegano del que ya os hablé hace algunas semanas y en el que he podido degustar las mejores hamburguesas de este tipo de todo Madrid.

Mi hamburguesa, evidentemente sin gluten, es la árabe, con naranja, ciruelas y nueces, el pan es de maiz, lo cual no es paleo en absoluto, pero es mi inconstancia de la semana.  La han acompañado de yuca y patatas asadas… todo delicioso. Adán ha tomado la Queen, con queso curado, tomate asado y cebolla caramelizada, y Gala una infantil sin legumbres ni frutos secos como mamá.

Tal y como os dije la otra vez, si vivís en Madrid tenéis que visitarlo, aún a los más carnívoros os va a encantar.

Y con esto acaba una semana extraña. Voy a empezarla con un poco de “reset” y vuelta a empezar. El viernes me voy de viaje de fin de semana con amigas pero espero controlarlo y controlarme y mantener mi adorada normalidad.

1 Reply to "Cambiando de estación. Resumen de la semana"

  • comment-avatar
    FISANA 19/08/2017 (12:31)

    Hay que aprovechar los beneficios de los productos de temporada.

Leave a reply

Your email address will not be published.

Positive SSL