¡A la mesa!

Esta ha sido una semana algo más rutinaria, solo he tenido un desayuno de trabajo (en el que me tomé un té y una tortilla francesa)  y he evitado cualquier otro evento social que implicara comidas o cenas porque aún ando algo desequilibrada desde la última intoxicación por gluten.

En España ha hecho mucho frío, y creo que lo seguirá haciendo algunos días aunque más controlado, y los dos miembros de la casa no intolerantes a las legumbres han tenido plato de cocido de los que revitalizan cuerpo y mente, además he hecho caldo de huesos que he guardado en pequeños tarritos y que ha quedado espectacular.

Empecemos.

Desayunos

Es bueno también para mí hacer esta recopilación de comidas porque siempre pienso que como peor de lo que en realidad lo hago, y estaba convencida de que esta semana no os iba a enseñar mucho verde para desayunar, pero me equivocaba. A parte del día que desayuné fuera, todos los días he comido hoja verde menos uno y mis desayunos han estado bien equilibrados

Dos días he combinado los huevos, las verduras de hoja verde y la fruta en diferentes versiones. Sin duda es mi desayuno favorito

 

 

 

 

 

Otra de mis combinaciones es la de verdura, más proteína animal (pollo o atún) y fruta. Cualquiera de estos tres platos me da suficientes energías para aguantar del tirón hasta la siguiente comida

 

 

 

 

 

Por último un día me levanté con ganas de dulce, ya sabéis que soy una gran aficionada a la granola casera o a las gachas de coco o trigo sarraceno (aunque este último lo estoy eliminando de mi dieta y lo uso para ocasiones especiales).

Decidme que no es bonito mi desayuno!

 

 

Platos principales:

Esta semana hemos recibido la caja de Disfruta Verdura, de manera que tenía variedad de opciones para cocinar.  La ventaja de recibir la caja, además de la comodidad y de su garantía ecológica, es que al final te hacen consumir verduras que habitualmente no comprarías, incluso que son difíciles de encontrar en el mercado.

Así mis platos cuyo protagonista principal ha sido la verdura son:

Por orden, (1)calçots al horno con pollo al curry con verduras e hinojo, (2)espinacas salteadas con portobellos y frutos secos y caldo de huesos con huevo poché, (3) espinacas con panceta, nueces, berenjenas con miel y salchichas frescas caseras, (4) pastel de zapallitos, atún y calabaza (5) zapallitos rellenos con paté casero, huevos duros y nueces.

Intentamos comer al menos dos veces a la semana pescado, de la mayor calidad posible y comprado en pescaderías de barrio. Esta semana hemos cocinado merluza con cítricos, romanescu, frutos secos, hinojo y portobellos y lenguado con hierbas aromáticas y alcachofas rellenas de panceta tostada.

Y por último sabéis que por gusto personal suelo tomar más carne blanca que roja, sin embargo visitamos el viernes nuestra carnicería preferida y la semana que viene tendréis más opciones. Esta semana hicimos un pollo de corral en olla lenta (slow cooker) con cítricos y salsa de frambuesas, lo acompañamos de boniato, estaba delicioso.

Esos pequeños caprichos: Nada de pan, pero no puedo evitar hacer golosinas sanas para mi familia (y aveces yo también cojo un poquito). Así el viernes hicimos galletas de plátano macho maduro con frutos secos y nibs de chocolate (madre mía estaban buenísimas y es muy divertido elaborarlas con la ayuda de los niños) y el domingo unos muffins de pecado paleo, rellenos de compota de frambuesa, recubiertos de nutella paleo (hecha en casa) y con toppings de diferentes tipos. Creo que ya solo nos queda una. Solo por ver la cara de mi hija embadurnada en la falsa nutela y diciendo ¨más mamá, más¨ya ha valido la pena. Luego que me crucifiquen todos los paleo talibanes. A disfrutar!

No Replies to "¡A la mesa!"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    Positive SSL