McPaleo, la hamburguesa más saludable

Hoy os traigo una de esas entradas diferentes en las que no os doy solo una receta, si no que os explico todos los pasos para hacer un menú completo. Es una fórmula que os suele gustar mucho y así lo habéis demostrado con vuestras visitas a entradas como la de la cena paleo de dipeo, las sopas frías, el desayuno americano (no sé si me dejo alguna más).

Así hoy voy a enseñaros como hacer un menú de hamburguesería que va a encantar a pequeños y a mayores. Os voy a dar varias opciones de pan, de hamburguesa, de salsas y de patatas. Algunas recetas son nuevas, y por lo tanto os las pondré aquí, otras son antiguas y os remitiré a ellas y algunas no son mías, por lo que os compartiré el blog dónde están alojadas. ¿Os parece interesante? Pues como hay mucho trabajo por delante, ¡empecemos!.

HAMBURGUESA

Whole 30 comida

 

Hamburguesa de carne: Está completamente prohibido comprar hamburguesas preparadas. Podemos admitir carne picada de pasto que venga de una procedencia de garantía, que compréis la carne que os parezca más adecuada (o que os recomiende vuestro carnicero) y os la pique delante de vosotros o, como hago yo, que compréis la cane que más os apetezca y  la piquéis en casa. Podéis elegir pollo, ternera, cerdo o una mezcla de ternera y cerdo. Yo suelo hacerlas con carne de ternera de calidad.

250 gr de ternera de pasto

1 yema de huevo batida

Perejil

Ajo picado

Sal

Ponemos en la picadora (si ya tenemos la carne picada obviamos este paso) la carne de ternera cortada en tacos. Picamos la carne sin hacerla puré, debe notarse su consistencia . Volcamos la carne en un bol y añadimos una yema de huevo batida, perejil y ajo picados y sal. Mezclamos con las manos y creamos la forma de la hamburguesa. Cocinamos con aceite o un poco de ghee en una sartén a fuego medio.

 

Hamburguesa de pescado: Las hamburguesas de pescado son una excelente opción para aquellos niños, y no tan niños, a los que les cuesta introducir este alimento, en mi caso suelo hacerla de salmón.

300 gr de salmón fresco

1 lata de leche de coco

Cebolla picada

Pepinillos en vinagre

Eneldo

aceite de oliva

Sal

Comenzamos triturando el salmón en la picadora (como os he dicho antes que no quede demasiado deshecho, debe notarse la textura). Le añadimos la cebolla picada fina , sal, los pepinillos en taquitos y una cucharada de la parte sólida de una lata de leche de coco. Le damos la forma de la hamburguesa.
En una sartén con un poco de aceite de oliva salteamos las hamburguesas por ambos lados hasta que se hagan bien. Al finalizar espolvoreamos un poco de eneldo en la hamburguesa (a gusto del consumidor)

 

Hamburguesa de calabacín: Era imposible que no apareciera un calabacín en una receta mía. Algún día me darán un premio por haber patrocinado tanto este producto… el calabacín de oro o algo similar 🙂 Esta hamburguesa será primal porque lleva parmesano, que como todos sabéis es un queso que pueden tomar los intolerantes a la lactosa porque su nivel de curación ha hecho que la pierda casi en su totalidad.

1 calabacín

Cebolla

Huevo

25 gr de queso parmesano

Almidón de Yuca

Orégano

Aceite de oliva y sal

Cocemos los calabacines pelados y partidos en trozos en agua con una pizca de sal y un poco de aceite de oliva, los escurrimos muy bien y los trituramos con ayuda de un tenedor.
En un bol vamos mezclando el puré de calabacín con la cebolla  picada, y el huevo. Rallamos el queso y lo sumamos a la mezcla. Salamos al gusto. Con la masa resultante formamos hamburguesitas pequeñas. Espolvoreamos orégano por encima y enharinamos con el almidón de yuca . Echamos un chorrito de aceite de oliva y cocinamos. Hay que manejarlas con cuidado para no deshacerlas.

PAN

pan_calabaza_paleo

 

Yo lo sé, podemos comernos la hamburguesa en un plato, sin más, pero es que una hamburguesa sin montar no es una hamburguesa, es un filete ruso. No desesperéis, tenéis varias opciones que funcionan muy bien y que os van a encantar.

Pan de yuca: Si queréis pan, pan para mi el que mejor funciona es  del pan de yuca con bacon, del que ya tenéis entrada en el blog, Cuando lo preparo para la hamburguesa hago los panecillos más grandes obvio el bacon y espolvoreo encima de los panecillos un poco de sésamo. Delicioso.

Otras opciones: No os limitéis, hay muchísimos productos que os pueden servir como pan de hamburguesa: un aguacate partido por la mitad, dos setas shitake o dos champiñones portobello grandes y que habremos cocinado previamente en la sartén y mi opción preferida, dos rodajas de calabaza cacahuete que pelaremos, cocinaremos cuatro minutos en el microondas y luego marcaremos en la sartén con una cucharadita de ghee. Deliciosas.

PATATAS

Chips de patata: Sencillos de realizar y mucho más sanos que los snacks que se comercializan

1 patata

Aceite de oliva

Sal

Lavamos bien la patata porque la vamos a cocinar con piel y la cortamos en rodajas finitas con ayuda de una mandolina, un cuchillo afilado o un pelador de patatas. Pintamos un plato con un poco de aceite de oliva y colocamos las rodajas de patatas sin que se peguen entre sí. Colocamos 4 minutos al microondas a máxima potencia, sacamos y, con cuidado de no quemarnos, damos la vuelta. Cocinamos por 3 minutos más vigilando para que no se quemen. Dejamos enfriar un poco y salamos.

Bastones de plátano macho: 

1 platano macho grande

1 cucharada de aceite de oliva

sal

Especias al gusto (yo suelo usar cúrcuma)

Pelamos el plátano macho y cortamos en tres trozos de un tamaño similar. Con cada uno de los trozos cortados haremos bastones simulando patatas fritas. Ponemos en un bol y añadimos una cucharada de aceite de oliva, sal y especias al gusto. Mezclamos bien con las manos. Precalentamos el horno a 170 grados. En una bandeja de horno ponemos un papel vegetal y encima vamos colocando nuestros bastones de plátano macho. Cocinamos por unos 15 minutos o hasta que los bastones presenten un color dorado. A mitad de cocción les podemos dar la vuelta para que tengan un cocinado más uniforme.

Bastones de yuca:

1 yuca mediana

1 cucharada de aceite de oliva

sal

Especias al gusto (quedan muy buenas con ajo molido, y también con cúrcuma)

Pelamos la yuca y cortamos en varios trozos iguales. Ponemos a hervir. La yuca debe hervir unos veinte minutos o hasta que veamos que tiene una consistencia blanda. Dejamos enfriar, secamos y retiramos la parte dura que tiene en su interior. Cortamos en forma de bastones y ponemos en un bol. Añadimos una cucharada de aceite de oliva, sal y especias al gusto. Removemos bien. En una bandeja de horno, sobre un papel vegetal, colocamos los bastones de yuca separados. Metemos en el horno (previamente precalentado a 170 grados) unos 15 minutos o hasta que estén dorada. A mitad de cocción les podemos dar la vuelta para que tengan un cocinado más uniforme.

SALSAS

Que sería una hamburguesa sin esas salsas chorreosas que caen al dar el primer bocado, absolutamente nada. Desafortunadamente la mayoría de las opciones que encontramos en el mercado no son muy saludables, pero siempre podemos hacerlas en casa

Mostaza: La versión más paleo de la mostaza es sin duda la de paleomoderna. Es la que yo uso y es la que os recomiendo a vosotros.

Salsa barbacoa: Desde que Desiré me enseño a hacer esta salsa la he modificado en varias ocasiones y siempre me ha sorprendido. Os enseñé como hacerla  en la receta de costillas a la barbacoa.

Ketchup: Sin duda es la salsa preferida de los niños y probablemente la más difícil de encontrar en una versión saludable. Sin problema, os la enseño a hacer yo.

1 kg de tomates maduros

1/2 cebolla

Ajo

50 g de vinagre

50 g de miel

1 punta de cayena

Canela

Pimentón

Clavo

Mostaza (de la que habremos hecho en el punto anterior)

En primer lugar, picamos la cebolla y el ajo y lo sofreímos con aceite de oliva. Cuando la cebolla tome color, añadimos el tomate  y cocinamos hasta que esté hecho, una media hora. Lo trituramos todo. Añadimos el vinare vinagre, la miel, una punta de cayena, canela, pimentón, clavo y mostaza. Probamos y salamos. Debemos dejarlo bastante tiempo a fuego muy lento para que no se pegue (una hora y media o más). Es mejor dejarlo reposar de un día para otro.

EMPLATAR

Tenéis mil opciones dependiendo del tipo de hamburguesa que hayáis cocinado: con tomate, rúcula y huevo, con canónigos y bacon, con pimientos y berenjenas asadas, con trufa… el límite lo pone vuestra imaginación y vuestros gustos, yo solo os doy el lienzo dónde comenzar a pintar. Ahora es momento de que empecéis a experimentar.

 

No Replies to "McPaleo, la hamburguesa más saludable"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    Positive SSL