Desayuno americano: Batido de chocolate y tortitas con helado de cheesecake

Cuando más años cumple una persona y más cercana es a ti, menos ideas tienes a la hora de hacerle un regalo de cumpleaños. Te devanas el seso, buscas, intentas investigar sin que se note (a mi se me nota a la legua) y finalmente recibes la consabida respuesta… si yo no quiero nada, no necesito nada.

Esa situación se me agrava mucho más con la parte masculina de Barriga Sana. Nunca necesita nada porque, como él dice, si necesita algo se lo compra, y a la pregunta directa de: ya no se me ocurre nada ¿qué quieres este año para tu cumple? Siempre me contesta lo mismo, ¡un Mercedes!

Como el Mercedes (o el BMW o el nuevo coche que le haya gustado esta temporada) no se lo puedo comprar, llevo un par de años basando mi regalo en la gastronomía.  Así que ese día lo despertamos Gala y yo con un desayuno especial, le regalamos una cesta gourmet con algún producto que le sorprenda: cervezas tradicionales diferentes, algún vino, conservas… y lo invitamos a un restaurante que tenga ganas de probar (este año hemos estado en Montia).

Tanto para él como para Gala, un desayuno especial ha de ser dulce, no hay vuelta de hoja, es por eso que hoy os voy a enseñar cómo hacer nuestro desayuno excepcional, o desayuno americano, que se compone de un batido de chocolate con crema de coco, y unas tortitas con helado de cheesecake y un baño de chocolate negro… Sí, el resto del día es mejor hacer ayuno, pero bien vale el esfuerzo.

DESAYUNO AMERICANO SALUDABLE: BATIDO DE CHOCOLATE CON CREMA DE COCO, TORTITAS  Y HELADO DE CHEESECAKE

Antes de nada quiero deciros que este es un desayuno extraordinario, y eso no significa que sea buenísimo (que también), sino que es un desayuno que hacemos en casa una vez cada muchísimo tiempo, para celebrar algo, porque es un día especial, etc. Está hecho sin azúcar, sin gluten y sin lactosa, pero eso no significa ni que sea sano (es menos malo que el original desde luego) ni que sea apto para tomar todos los días. Ya sabéis que el desayuno es una comida más y que lo que debéis desayunar es verdura, proteína y grasa saludable, y dejaros de dulces y similares.

Dicho esto empiezo.

Helado de cheesecake:

Lo primero que vamos a hacer es el helado porque deberemos dejarlo preparado el día anterior. Aunque he probado varias versiones la única que me convence por su cremosidad y porque realmente sabe a helado americano de verdad, es la que lleva lácteos. En este caso todos los lácteos que he utilizado son sin lactosa (yo soy intolerante). Intento evitar este tipo de productos pero en algunas ocasiones por más que pruebo el resto de texturas no queda igual. En este caso lo he intentado con la parte sólida de la leche de coco y con queso para untar vegano y realmente no está malo, pero no me sirve para un desayuno especial.

1 brick de nata para montar sin lactosa

1 tarrina de queso para untar sin lactosa

3 cucharadas colmadas de compota de frutos rojos (yo la hago casera sin azúcares)

1 puñado de frutos rojos variados (arándanos, moras, frambuesas)

1 cucharada de miel cruda (o más según lo golosos que seáis)

Sacamos una media hora antes la tarrina de queso para untar de la nevera, necesitamos que esté a temperatura ambiente.

Batimos la nata hasta montarla.

Incorporamos media tarrina de queso para untar sin lactosa y con ayuda de una lengua de gato vamos removiendo con movimientos envolventes para mezclar bien sin bajar la nata.

Añadimos la miel  y volvemos a remover con movimientos envolventes. Añadimos dos de las tres cucharadas de frutos rojos y volvemos a remover hasta que la mezcla tenga una textura más o menos uniforme.

Volcamos en un molde  vertemos los frutos rojos dispersos para que queden a lo largo de todo el helado

En un cuenco a parte mezclaremos la última cucharada de compota con un poco de agua y removeremos bien con el objeto de hacer un sirope. Con ayuda de una cuchara pequeña iremos vertiendo en líneas el sirope sobre el helado para que tenga  esa imagen de cheesecake (no debe estar cubierto de sirope, solo unas líneas que le den textura). Ponemos a congelar.

Sacaremos un rato antes de servir para que tenga la textura adecuada.

Batido de chocolate con crema de coco:

250 ml de leche de coco

2 cucharadas de cacao puro desgrasado 0%

Tres dátiles

Una cucharada de crema de coco

Ponemos todos los ingredientes en el procesador de alimentos o en el vaso de la batidora y batimos. Servimos en un vaso largo y añadimos una cucharada de crema de coco dejándola caer por los bordes para hacer un adorno en el vaso. Servimos frío

Tortitas de harina de almendras:

3 cucharadas grandes de harina de almendras

1 huevo

2 claras

Una pizca de sal

Media cucharadita de levadura sin gluten

1 cucharada de miel

1/2 cucharadita de ghee

Mezclamos en un procesador de alimentos todos los ingredientes a excepción del ghee.

Elegimos una sartén antiadherente pequeña y pondremos al fuego medio

Añadimos  la media cucharadita de ghee para que se derrita y untamos con ella todo el fondo de la sartén.

Vamos echando cucharones de masa en la sartén. En el momento que salgan burbujitas por un lado de la masa le daremos la vuelta con ayuda de una espátula. Debemos tener cuidado porque se queman con facilidad.

Deberían salirnos cuatro tortitas.

Para servir nuestro desayuno presentaremos las tortitas en un montón en un plato. Pondremos encima  una bola de helado de cheesecake y echaremos por encima chocolate derretido (yo uso uno del 90%). Acompañaremos del batido.

Quizás no es el regalo más caro del mundo, pero os aseguro que en casa lo celebran como si lo fuera.

No Replies to "Desayuno americano: Batido de chocolate y tortitas con helado de cheesecake"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    Positive SSL