Tres quesos para untar caseros

Cada vez que comparto una receta con legumbres, con lácteos, con un licuado… alguien me recuerda una publicación antigua en la que pongo a caer de un burro esa misma receta que yo he llevado a cabo (yo no sé como tenéis capacidad de encontrar esas cosas, yo hay veces que busco algo en mi propio escritorio y no lo encuentro y vosotros me sacáis una publicación concreta de 2015) .  Hace un año, más o menos, publiqué unas recetas con diferentes tipos de hummus y os decía lo siguiente: “Cuando yo empecé con la dieta paleo, me pasaba más tiempo diciéndole a la gente que es lo que NO debía comer que pensando cual era el motivo por el que NO debía hacerlo. Me olvidé que no todos somos iguales y que no todas las dietas son universales y que es importante conocer a la persona, sus necesidades y cual es la forma de crear una adherencia a una nueva alimentación.”

Hubo un tiempo en el que hablaba con la radicalidad y el fervor que me daba el creer firmemente en una dieta que me había cambiado (y quizás salvado) la vida, hoy con perspectiva, muchos más conocimientos, estudios reglados, muchos papers leídos y sobre todo con toda la experiencia que me da tratar con vosotros día a día, os digo: la única regla que permanece para mí es el respeto a la fisiología del ser humano. Debemos comer aquello que no nos haga daño, que no nos inflame y que no solo nos llene el buche, también que nos nutra.

A mi me sientan mal un montón de cosas: el gluten en particular, los cereales  de cualquier tipo en general, gran parte de las legumbres, los azúcares simples, algunas especias… Pero los lácteos fermentados no, y lo sé porque llevo una alimentación tan limpia que cualquier cosa que me sienta mal la identifico rápidamente. Ni el queso, ni el yogur, ni el kefir, ni la mantequilla entraban antes en mi alimentación, no hace falta que me lo recordéis con un post en que pongo el yogur griego a caer al nivel de las ranas de alcantarilla, pero yo me hago mayor, y si no más lista, sí más vieja y ya sabéis que: “Sabe más el diablo por viejo que por diablo”, así que ahora sé un poco más de lo que sabía entonces. El cambio es evolución, no estoy perdiendo esencia, estoy mutando hacia algo mejor, o eso creo yo 😉

En cualquier caso, hoy vamos a hacer queso a partir de un lácteo (un yogur griego) pero también a partir de leche de coco y de un yogur vegetal (yo he usado de almendras pero podéis usar es que queráis), así que tenéis todas las opciones posibles.

Si os tengo que dar mi opinión como queso para untar salado, me quedo con el que he hecho a partir de un yogur griego con especias; y para usar en recetas dulces (como una tarta de queso), usaría el de leche de coco. Aunque ese con especias también queda espectacular… ¡Me quedo con todos!

¿Empezamos?

QUESO PARA UNTAR A BASE DE YOGUR GRIEGO

Ingredientes

500 gr de yogur griego (ecológico y mejor de cabra u oveja)

1/2 cucharadita de sal

Especias al gusto (si vamos a usarlo en recetas dulces obviad las especias)

Elaboración

Vamos a usar un escurridor de metal, un bol dónde encajar nuestro escurridor y un paño limpio.

queso casero

Ponemos el escurridor sobre el bol y encima situamos nuestro paño límpio. Echamos dentro nuestro yogur griego (pensad que vamos a hacer un hatillo con el paño así que ponedlo centrado) y añadimos la media cucharadita de sal. Mezclamos bien y cerramos el paño con ayuda de una goma. presionamos la mezcla para que vaya soltando agua y llevamos a la nevera. Vamos a dejarla 24 horas escurriendo pero cada cierto tiempo podéis sacarlo y presionar para ayudar a sacar más líquido.

A las 24 horas sacamos de la nevera, abrimos nuestro hatillo y pasamos el queso a un recipiente que podamos cerrar. Añadimos especias a gusto y mantenemos en la nevera.

QUESO PARA UNTAR A BASE DE LECHE DE COCO

Ingredientes

2 latas de leche de coco

Un chorrito de limón

1/2 cucharadita de sal

Elaboración

Vamos a usar un escurridor de metal, un bol dónde encajar nuestro escurridor y un paño limpio.

El día antes llevamos nuestras latas de leche de coco a la nevera. Ponemos el escurridor sobre el bol y encima situamos nuestro paño límpio. Echamos dentro la parte sólida de las dos latas de coco (obviar la parte líquida)  y añadimos el chorrito de limón , la media cucharadita de sal y mezclamos bien. Cerramos el paño con ayuda de una goma y presionamos la mezcla para ir soltando el agua.   Vamos a dejarla 24 horas escurriendo en un lugar fresco y seco y al igual que en la elaboración anterior iremos apretándolo de vez en cuando para ayudarle a soltar el líquido.

A las 24 horas abrimos nuestro hatillo y pasamos el queso a un recipiente que podamos cerrar. Añadimos especias a gusto y mantenemos en la nevera.

QUESO PARA UNTAR A BASE DE YOGUR VEGETAL

Ingredientes

500 gr de yogur vegetal sin azúcares añadidos
1/2 cucharadita de sal
Especias al gusto (si vamos a usarlo en recetas dulces obviad las especias)

Elaboración

Vamos a usar un escurridor de metal, un bol en el que encajar nuestro escurridor y un paño limpio.
La elaboración es idéntica a la que realizamos con el yogur griego, aunque la textura final es un poco más grumosa.
Ponemos el escurridor sobre el bol y encima situamos nuestro paño limpio. Echamos dentro nuestro yogur vegetal (en mi caso de almendras) y añadimos la media cucharadita de sal. Mezclamos bien y cerramos el paño con ayuda de una goma. presionamos la mezcla para que vaya soltando agua y llevamos a la nevera. Vamos a dejarla 24 horas escurriendo pero cada cierto tiempo podéis sacarlo y presionar para ayudar a sacar más líquido.
A las 24 horas sacamos de la nevera, abrimos nuestro hatillo y pasamos el queso a un recipiente que podamos cerrar. Añadimos especias a gusto y mantenemos en la nevera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 y la ley orgánica 3/2018 de 5 de diciembre de Protección de Datos Personales y de Garantía de los Derechos Digitales le informamos que los datos por Vd. proporcionados serán objeto de tratamiento por parte de BARRIGA SANA, S.L. con CIF B88333190, con domicilio en CALLE LUIS I, Nº 55 con la finalidad de permitirle publicar su comentario en los artículos del blog, de forma que tanto nosotros como el resto de usuarios puedan interactuar con usted.

La base legal para el tratamiento de sus datos es el consentimiento que se le solicita a través de este formulario.

Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos se guardarán en el proveedor de servicio de correo de Google (formulario de contacto) y en el proveedor de alojamiento web Cubenode (en el caso del formulario de comentarios). Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal.

Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si BARRIGA SANA, S.L. estamos tratando sus datos personales y por tanto tiene derecho a ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación del tratamiento, portabilidad, oposición al tratamiento y supresión de sus datos así como el derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de Controla mediante escrito dirigido a la dirección postal arriba mencionada o electrónica CONTACTO@BARRIGASANA.COM, adjuntando copia del DNI en ambos casos.

Nota: Puede consultar información adicional y detallada en relación a la política de privacidad mediante el enlace “Política de privacidad”, situado a pie de página del sitio web.

1
Hola,
¿Quieres ponerte en contacto conmigo por Whatsapp?
Powered by