Sopa thai picante estilo paleo

El protocolo autoinmune

Me habéis preguntado muchas veces sobre el protocolo autoinmune y me costaba contestaros porque yo no lo sigo ni tengo a nadie en mi entorno que lo siga, pero no quería dejaros con la duda y además me apetecía saber más a mi, así que me dediqué a buscar información, a leer algunos artículos y finalmente compré algún libro y releí lo que Robb Woolf decía al respecto en su libro “La solución paleolítica”

“La autoinmunidad es un proceso en el que nuestro propio sistema inmunológico “nos ataca”. Normalmente, el sistema inmune nos protege de las infecciones bacterianas, virales y parasitarias. El sistema inmune si identifica a un invasor extranjero, lo ataca, y lo ideal sería que la infección desaparezca. Una buena analogía para la autoinmunidad es el caso de rechazo de tejidos implantados después de la donación de órganos. Si alguien necesita un nuevo corazón, pulmón, riñón o  hígado debido a una enfermedad o lesión, el órgano de un donante puede ser una opción. El primer paso en este proceso es tratar de encontrar un tejido “compatible”. Todos tenemos moléculas en los tejidos que nuestro sistema inmune utiliza para reconocer nuestro propio tejido de otros. Si un órgano donado no es lo suficientemente cercano a nuestro tipo de tejido el sistema inmunologico ataca y destruye el órgano. En la autoinmunidad, un proceso similar se produce cuando el propio tejido del  individuo se confunde como ajeno y el sistema inmunológico ataca a este tejido “mal etiquetado”.

¿Se entiende? Básicamente se resume en que las personas con enfermedades autoinmunes nos autolesionamos, las defensas de nuestro cuerpo atacan a nuestras propias células.

De esta forma el protocolo autoinmune Paleo es una dieta específica dentro del estilo de vida Paleo que tiene como objetivo reducir la inflamación en los intestinos. La dieta autoimune no cura (las enfermedades de este tipo no tienen curación), pero sí ayuda a controlar y mejorar los síntomas.

Pero en definitiva, ¿en qué consiste el protocolo autoinmune paleo?. Básicamente se divide en dos etapas. Durante la primera eliminamos durante un periodo de tiempo, mínimo 30 días, todos los alimentos potencialmente dañiños:

  • Cereales
  • Lácteos
  • Legumbres
  • Aceites vegetales
  • Ingredientes artificiales (aditivos, conservantes, colorantes artificiales)
  • Azúcar y edulcorantes naturales o artificiales
  • Semillas/Nueces
  • Especias derivadas de semillas
  • Solanáceas
  • Huevos
  • Bebidas alcohólicas
  • Café
  • Chocolate y cacao

Unimos a esta dieta restrictiva un correcto descanso, de mínimo ocho horas al día, y la práctica del ejercicio moderado (andar, nadar, ir en bici) una hora al día y nunca dejando pasar más de dos días sin hacer nada. Es importante el movimiento y el descanso, ya lo hemos dicho en otras ocasiones.

En la segunda fase reintroduciremos los alimentos uno por uno y de forma paulatina, viendo las reacciones que causan en nuestro organismo. De esta forma construiremos nuestra propia dieta paleo completamente personalizada.

Mil veces me dicen ¿puedo tomar legumbres? ¿puedo tomar lácteos? En paleo no se toman legumbres, ni se toman lácteos, pero tienes que valorar tú mismo como te sientan los alimentos. No hay nada mejor que conocerse lo suficiente como para valorar que es lo que nos hace bien.

Espero haberme explicado correctamente y haberos dado la información lo más clara posible. Yo no sigo el protocolo autoinmune, aunque padezco celiaquía, porque con la dieta paleo normal ya me siento mucho mejor, pero no descarto hacerlo si algún día lo considero necesario.

Si en algo estoy confundida no dudéis en corregirme. Es un tema sobre el que me he atrevido a escribir sin haberlo experimentado y eso ya sabéis que siempre es más complicado.

Vamos por fin con la receta de hoy, sopa thai picante estilo paleo, uno de mis platos preferidos de una de mis cocinas predilectas.

Sopa thai picante estilo paleo

Ingredientes

  • 500 gr de pollo de corral cortado en tiras
  • 400 ml Leche de coco
  • 1/2 litro de caldo de pollo
  • 200 gr de champiñón portobello
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Estevia
  • Chiles
  • Hierba limón
  • 1 lima

Elaboración

  1. Ponemos a calentar el caldo de pollo y la leche de coco, llevamos a ebullición
  2. Añadimos los ajos, chiles y hierba limón picados y dejamos hervir durante unos minutos
  3. Echamos el pollo y la cebolla, la sal y un par de gotas de estevia. Dejamos cocinar hasta que el pollo esté listo.
  4. Introducimos los champiñones y dejamos cocinar durante cinco minutos más.
  5. Retiramos del fuego y añadimos el zumo de una lima. Removemos bien para que se impregnen todos los sabores.
  6. Se sirve acompañado de cilantro picado. Para los valientes podemos añadir unas gotas de ají rojo para reforzar el picante.

El consejo de Nur

Yo hago esta misma versión acompañada de falsos noodles de calabacín (que no son más que fideos de calabacín hechos con el spiralli). Se añaden justo en el último minuto a la sopa para que no se cocinen mucho, incluso si os gustan más enteros los podéis añadir con la sopa hirviendo pero el fuego ya apagado, se cocinarán un poco pero conservarán crujientes . Con este truco convertimos la sopa en un plato consistente para aguantar unas cuantas horas del día.

1 Reply to "Sopa thai picante estilo paleo"

Leave a reply

Your email address will not be published.

Positive SSL