De menú tenemos…

Esta semana ha sido verdaderamente de locos. Intento no dejar nada de lado y no demostrar desbordamiento, pero hasta hace pocos minutos en que he podido terminar un trabajo y que me han comunicado que tengo plazo hasta el miércoles para preparar el examen (era mañana) pensaba que iba a explotar.

No soy una superwoman, pero sí una agonías. Me meto en veinte mil aventuras que, unidas al trabajo y a la maternidad, me dejan un tiempo mínimo de descanso. Tengo ganas de salir una noche de marcha y que alguien me pregunte lo de ¿estudias o trabajas? Nos íbamos a reir un rato.

Además de todo lo habitual, niña, trabajo, estudios y blog, esta semana me ha tocado viajar un par de días a Gran Canaria. La verdad los he disfrutado mucho, en breve volveré.

Empezamos.

Desayunos

Exceptuando el desayuno de hotel  (que por cierto quiero cambiar en mi próxima visita) el resto de desayunos son un copia y pega de otras semanas.

Ensaladas variadas con huevo, pollo, champiñones y frutos secos (esta semana he usado espinacas crudas, rúcula y berros), pan paleo con salchichón y jamón Alejandro y fruta (el día que viajaba la aderecé con un falso sirope paleo que está hecho con crema de coco y cacao puro desgrasado 0%). Por San Valentín tomé porridge de frutos secos y platano (platano machacado con leche de coco y frutos secos).

Esta semana he tomado té a todas horas y la dentista me ha advertido que debo intentar rebajar su consumo un poco 🙁

Platos principales

Sigo con mi necesidad de verde. En la mayoría de las ocasiones, aunque no aparezca en la foto, mis comidas van acompañadas de una ensalada de brotes y semillas. Además me llegó un Romanescu gigante en mi caja de distruta verdura y necesitaba darle salida (se estropean relativamente rápido) así que lo he estado usando de acompañamiento en varias comidas (aún queda un poco que cenaré hoy).

Como pescado, el bacalao Skrei, delicioso, suave, delicado… está en nuestras pescaderías por poco tiempo, no dudéis en probarlo. Yo lo serví gratinado con un alioli casero.

La calabaza también me llegó en la caja de disfruta y verdura y la cociné rellena con espinacas, piñones y bacon y gratinada con levadura nutricional. Estaba deliciosa. Al servirla tenéis que mezclar bien todos los ingredientes con la propia calabaza para que se integren los sabores.

Y dos recetas que ya tenéis en el blog. Unos rollitos de pollo rellenos de confitura de tomate y queso y de dátiles y paté casero (receta con otro relleno aquí) y sopa thai (receta aquí). El resto no tiene misterio.

Esos pequeños caprichos

Mi mayor vicio es visitar de forma compulsiva el blog de Chef Bosquet. Sus recetas son maravillosas, pero además las presenta de una forma tan bella y hace unas fotos tan bonitas. Roberto, de mayor quiero ser como tú!

Así que, aún con poco tiempo, he cometido dos pequeños pecados paleo

El primero es este pastel de calabaza con chocolate salado. Me habéis pedido mucho la receta así que aquí va:

Para la base: un platano macho, cincuenta gramos de mantequilla y dos dátiles. Mezclamos en la batidora y ponemos en la base del bizcocho. Horneamos a 170 grados unos diez o quince minutos (hasta que esté dorado).

Para el pastel: ponemos en el vaso de la batidora 300 gramos de calabaza asada, 4 huevos, canela, jengibre y miel a gusto (dos cucharadas más o menos). Ponemos sobre la base de plátano macho, cubrimos de semillas y horneamos unos 30 minutos a 170.

Para la cobertura: fundimos al microondas o al baño maría un par de onzas de cobertura de chocolate al 85% y añadimos unas escamas de sal. Pintamos (no cubrimos entero, solo unos trazos) con el chocolate fundido nuestro pastel. Está delicioso.

Y el segundo lo he hecho hoy mismo. Ayer estuve dándole vueltas a como hacer un cheesecake que no llevara nata y que funcionara solo con queso sin lactosa… creo que lo he conseguido, pero os lo cuento mejor el miércoles que pienso publicar la entrada en el blog.

Cheesecake de dátiles y plátano, ya nos queda solo la mitad, con eso os lo digo todo.

Y con eso doy por finalizados mis menús semanales. La que entra es una semana mucho más tranquila (sobretodo a partir del miércoles) que solo se verá alterada con alguna cenita fuera de casa, que me lo merezco.

Besos paleo.

 

 

No Replies to "De menú tenemos..."

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    Positive SSL