Ketogalletas

Al principio tuve una pataleta: No quiero! no no y no... no puede ser que la mitad de la gente que contacta conmigo sea por el tema de la dieta cetogénica. ¿Y cuándo se pase este boom? ¿Entonces qué?, seguirán pensando que solo soy cetogénica y yo soy mucho más que eso.

Luego asumí: Bueno, en algo hay que diferenciarse, aplicaré el mindfulness en la consulta: viviré el hoy y mañana ya veremos

Finalmente relativicé: Hay una parte muy buena en la dieta cetogénica y una parte que no lo es tanto. Enseña a la gente si puede o no puede seguirla y cuales son las consecuencias de ello. Es una herramienta, no tu seña de identidad.

En definitiva os puedo decir que si cincuenta personas han comenzado una dieta cetogénica conmigo solo 2 siguen en ella. No vamos a engañarnos, es una forma de alimentación muy difícil de mantener en el tiempo, muy restrictiva y con ciertas carencias nutricionales, pero bien llevada y con fuerza de voluntad cumple objetivos importantes en nuestro cuerpo. Actualmente estoy trabajando con personas en situaciones de salud complicadas cuyos médicos les han recomendado una dieta cetogénica o al menos una dieta muy baja en hidratos (algo que me sorprende positivamente porque estamos empezando a dar pasos en firme en el tratamiento paralelo de la enfermedad por medio de la alimentación) y me siento muy orgullosa de que me hayan elegido a mí para que los oriente y ayude. Por ellos, y por todos aquellos que quieren limitar los hidratos de carbono de su dieta, sigo haciendo estas recetas.

No me juzgueis y probadlas

Ketogalletas

Ingredientes de la receta

  • 120 gr de harina de almendras
  • 50 gr de harina de coco
  • Estevia a gusto
  • 30 gr de aceite de oliva
  • 2 huevos de gallinas felices
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • Almendra laminada (para decorar)
  • Canela, jengibre en polvo y una pizca de sal

Preparación

Paso 1

En un bol mezclamos todos los elementos secos (harina de almendras, harina de coco, levadura, una pizca de sal, canela y jengibre a gusto ).

Paso 2

En otro bol mezclamos a su vez los elementos húmedos (huevos, estevia y aceite) con ayuda de unas barillas para meter aire y elevar un poco la mezcla.


Paso 3

Incorporamos la mezcla de ingredientes húmedos a las harinas e incorporamos bien con ayuda de una espátula.

Paso 4

Formamos unas 12 bolas que aplastamos con ayuda de la mano y ponemos almendras laminadas por encima.


Paso 5

Horneamos por unos 15 minutos en horno precalentado a 180 grados.

Paso 6

Dejamos enfriar sobre una rejilla.


El consejo de Nur

Si le añadís ralladura de limón o de naranja llevaréis las galletas a otro nivel... y si le ponéis chocolate negro... aisssssssss.

Descubre todo lo que puedo hacer por ti para ayudarte a comer más sano y mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: BARRIGA SANA, S.L.
  • Finalidad: poder gestionar todos los comentarios del blog.
  • Legitimación: tu consentimiento para poder interactuar contigo en los comentarios.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados por Cubenode, proveedor de hosting.
  • Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.