El plato saludable

No os voy a mentir, en un mundo lleno de criterios, de expertos, de estudiosos, científicos y pseudo-profesionales, el ponerse de acuerdo en algo tan complejo como es la alimentación es harto complicado, más aún cuando hay tantos intereses en juego. Hasta hace muy poco nuestra alimentación estaba completamente dirigida por la industria alimenticia. Ya en un post anterior os hablé de cómo la industria azucarera había “influido en estudios científicos” para comunicar que el culpable de nuestros problemas de salud eran las grasas y ocultar que el azúcar es el mayor de nuestros males, y, por lo tanto, su modelo se alejaba completamente de los hábitos saludables que debían regir nuestra vida.

No voy a entrar en hablar de la pirámide alimentaria, no le doy ningún tipo de validez partiendo de la base que establece como principal fuente de alimento los cereales, que sabéis que ni consumo ni considero parte de una alimentación sana, pero sí quería hablaros un poco del Plato Saludable y de cuál es mi versión del mismo.

El plato saludable se creó por expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard y los editores en Publicaciones de Salud de esta misma universidad (aquí hago un inciso para decir que precisamente fue a Harvard a quién pagó la industria azucarera para que alterara sus estudios sobre la alimentación para favorecerles, pero vamos a intentar obviar esa gran mentira y darle una cierta credibilidad en este tema a la famosa universidad) y consiste en reflejar de una forma muy gráfica, mediante un esquema sencillo, cuál es la distribución de un plato considerado equilibrado y de alto valor nutricional.

En este plato saludable empezamos a dar pasos en la dirección correcta, y los cereales, de ser la base de nuestra pirámide alimenticia, han pasado a un segundo o tercer plano después de la verdura y las proteínas. ¿Quién nos dice que el día de mañana no desaparecerán del todo de nuestros platos substituidos por una correcta proporción de verduras, proteínas y grasas saludables? Creo que estamos evolucionando adecuadamente, olvidando errores del pasado. Sin embargo, aún somos más rentables comiendo mal, enfermando, engordando y gastando el dinero en productos adictivos, caros y de mala calidad.

El otro día en el grupo de Facebook “Paleo para inconstantes”, que os invito a visitar, compartí lo que para mí era “El plato saludable”, basado en la alimentación evolutiva y en la vida paleo.

En este plato saludable encontramos que el 50% de nuestra alimentación debe estar basada en fruta y verdura de proximidad y temporada, siendo el 90% verduras y el resto frutas hasta un máximo de tres unidades al día. El 30% deben ser proteínas provenientes de carnes, pescados o huevos (¿os acordáis de cuando el huevo era el causante de todos nuestros males? Pues ahora se recomienda hasta seis a la semana), y el 20% grasas saludables (aceite de oliva, frutos secos aguacates, etc.).

Por último, aunque, si os interesa retomaremos este tema en próximos posts, cada comida debe cumplir estas proporciones de verduras, proteínas y grasas. El aparato digestivo no entiende de diferencias entre desayunos, comidas o cenas: cada ingesta de alimento es un gran proceso mediante el cual ha de nutrir al cuerpo de todas sus necesidades. No pongamos en marcha la maquinaria solo para aportar uno de ellos. Seamos eficientes y eficaces. Demos a nuestro cuerpo lo que realmente necesita, ningún motor funciona solo con agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 y la ley orgánica 3/2018 de 5 de diciembre de Protección de Datos Personales y de Garantía de los Derechos Digitales le informamos que los datos por Vd. proporcionados serán objeto de tratamiento por parte de BARRIGA SANA, S.L. con CIF B88333190, con domicilio en CALLE LUIS I, Nº 55 con la finalidad de permitirle publicar su comentario en los artículos del blog, de forma que tanto nosotros como el resto de usuarios puedan interactuar con usted.

La base legal para el tratamiento de sus datos es el consentimiento que se le solicita a través de este formulario.

Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos se guardarán en el proveedor de servicio de correo de Google (formulario de contacto) y en el proveedor de alojamiento web Cubenode (en el caso del formulario de comentarios). Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal.

Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si BARRIGA SANA, S.L. estamos tratando sus datos personales y por tanto tiene derecho a ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación del tratamiento, portabilidad, oposición al tratamiento y supresión de sus datos así como el derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de Controla mediante escrito dirigido a la dirección postal arriba mencionada o electrónica CONTACTO@BARRIGASANA.COM, adjuntando copia del DNI en ambos casos.

Nota: Puede consultar información adicional y detallada en relación a la política de privacidad mediante el enlace “Política de privacidad”, situado a pie de página del sitio web.

Abrir chat
1
Hola,
¿Quieres ponerte en contacto conmigo por Whatsapp?
Powered by