Tarta helada de café y chocolate negro

fisioterapia visceral
Fisioterapia visceral y cómo puede ayudar a tus problemas digestivos
29/03/2019
rollitos crujientes
Rollitos crujientes de trigo sarraceno
03/04/2019

Yo soy mujer de obsesiones... no lo voy a negar, si se me mete algo entre ojo y ojo no paro hasta conseguirlo y si algo me gusta, durante un tiempo no dejo de usarlo, ponérmelo, hacerlo o comerlo. Estoy en la época del café y el chocolate negro. Me levanto por la mañana buscando a tientas la cafetera y la onza de chocolate negro y desde allí me reprimo para no estar tomándome uno cada hora porque es lo que realmente me apetecería. Desde el olor, al sabor amargo en la boca, me relajan y me reconfortan, al mismo tiempo que me dan un chute de energía para continuar el día.

¿Es saludable el café?... pues en su justa medida (que es la que intento mantener yo pese a luchar por mis continuos instintos de hacerme uno más) sí.Si leéis el artículo en el que Marcos habla del café en Fitness Revolucionario encontraréis que existen estudios probados sobre la eficacia del mismo en:

Reducción del riesgo de algunos tipos de cáncer

Reducción de la probabilidad de diabetes tipo II

Prevención de enfermedades hepáticas

Abusar de su consumo, por supuesto, puede implicar aumento del estrés, problemas de caracter digestivo y alteraciones del sueño, así que ni tan bueno ni tan malo.

Yo intentaré mantenerlo controlado en mi vida hasta que encuentre una nueva obsesión (hace un año y medio fue la leche dorada, luego el chai tea... quizás es momento de probar el Té matcha).

Tarta helada de café y chocolate negro

Ingredientes de la receta

  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 80 gr de dátiles
  • 1 cucharada de cacao puro desgrasado
  • 50 gr de harina de almendras
  • 1 brick de nata de coco (o la parte sólida de una lata de leche de coco)
  • 1 taza de café (el que más nos guste)
  • 1 cucharada de miel
  • 125 gr de chocolate negro

Preparación

Paso 1

El dia antes de la elaboración meteremos la leche de coco en la nevera. Una hora antes de la elaboración meteremos un bol de cristal y las barillas electricas en la nevera también para que estén muy frías.

Paso 2

Para hacer la base ponemos en un recipiente la harina de almendras, el aceite de coco, el cacao puro desgrasado y los dátiles y batimos bien hasta obtener una masa pegajosa. Pasamos a un molde desmoldable de unos 15 cms y presionamos en el fondo hasta cubrir todo (si se nos pega mucho en las manos las humedecemos levemente). Llevamos al congelador mientras preparamos la crema de café.


Paso 3

Sacamos nuestra leche de coco de la nevera y extraemos toda la parte sólida (el resto lo dejamos para alguna otra elaboración), ponemos en el bol frío y batimos con nuestras varillas refrigeradas, debemos conseguir un aspecto similar a la nata montada. En otro recipiente mezclamos el café con la miel y añadimos nuestra nata de coco, integramos con movimientos envolventes.

Paso 4

Cogemos la base que teníamos en el congelador y ponermos encima nuestra crema de café. Llevamos a congelar al menos una hora.


Paso 5

Fundimos nuestro chocolate negro a golpes de 30 segundos en el microondas (o al baño maría) y vertemos sobre la base congelada. Podemos hacer una capa o pintar brochazos para que no sea tanto chocolate (ha sido mi caso. Volvemos a meter en el congelador.

Paso 6

Pasadas 2 horas ya podremos degustar nuestra tarta. Sacadla unos veinte minutos antes de consumir para que coja la consistencia adecuada.


El consejo de Nur

Con la misma fórmula podéis hacer un montón de combinaciones en lugar del café. Yo he probado con compota de frutos rojos casera, con té chai, con dulce de leche casero... y es una idea que funciona siempre. Probadlo y me contáis.

Descubre todo lo que puedo hacer por ti para ayudarte a comer más sano y mejor.

4 Comments

  1. Patricia dice:

    En vez de almendras puede ser avellanas? Es que tengo un montón! Gracias

  2. Almudena dice:

    ¡Hola! Pregunta tonta. He hecho hoy esta tarta (buenísima , que viva el café) pero me la como yo sola. ¿Hay que tenerla en el congelador todo el tiempo hasta que la termine? ¿O se puede conservar en la nevera una vez ya dura de la congelación? Que me durará dos días pero claro, no sé, porque me ha quedado dura. ¡Gracias!

    • Barriga Sana dice:

      Hay que mantenerlo en el congelador y sacarla media hora antes de comerla para que vuelva a tener una consistencia adecuada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: BARRIGA SANA, S.L.
  • Finalidad: poder gestionar todos los comentarios del blog.
  • Legitimación: tu consentimiento para poder interactuar contigo en los comentarios.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados por Cubenode, proveedor de hosting.
  • Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.