Tarta paleo de chocolate negro, coco y uvas

La receta paleo de esta semana es uno de mis “básicos de armario”, ese vestido negro que te pones para todas las ocasiones en las que quieres ir guapa, porque te sienta bien, es cómodo, es sencillo y cambia completamente según los complementos que le pongas.

Si seguís a Barriga Sana por Facebook habréis visto esta tarta en muchas versiones, con doble chocolate, con caramelo, con frambuesas, y con la opción de hoy, con crema de coco y uvas.

Alguna vez os he compartido la receta pero como me seguís preguntado prefiero dejárosla fija en el blog para que la podáis consultar siempre que lo consideréis necesario, y así yo también tendré un enlace al que remitiros cuando me preguntéis por ella en Facebook (porque voy a seguir haciendo esta tarta en mil versiones más, me encanta!)

He de deciros que la base de esta tarta tan especial es la berenjena. Para mí el usar verduras como berenjenas y calabacines en recetas dulces ha sido todo un descubrimiento. De hecho este verano hice una tarta dulce de calabacín para la familia y mi padre me dijo que era uno de los mejores bizcochos que había probado. Por cierto, no, no saben ni a calabacín ni a berenjena, la gente se sorprende cuando le cuentas cual es el principal ingrediente.

Las cantidades que os paso son para un bizcocho pequeño (yo uso un molde de unos 20 cms de diámetro). Si queréis hacer la tarta más grande aumentadlos proporcionalmente.

¿Empezamos?, prepararos para aprender a hacer la receta que os va a salvar la vida en más de una ocasión.

 

Tarta de chocolate negro, coco y uvas

Ingredientes

  • 1 berenjena mediana
  • ½ tableta de chocolate negro para postres (más del 70%)
  • 1 cucharada de cacao en polvo puro desgrasado
  • 2 cucharadas de harina de almendras
  • 2 huevos pequeños
  • 2 cucharadas grandes de miel cruda
  • Sal
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 lata de crema de coco
  • Uvas
  • Virutas de chocolate negro para decorar

Elaboración

  1. La noche anterior meteremos la lata de leche de coco en la nevera
  2. Lavamos la berenjena la pinchamos por varios sitios y la metemos en un recipiente adaptado al microondas durante 8 minutos.
  3. La dejamos enfriar lo suficiente para que podamos pelarla con facilidad (debe aún estar caliente). La mezclamos con el chocolate negro que se debe deshacer con el calor de la berenjena (si no es así volved a meter en el microondas la berenjena para que coja calor) hasta hacer un puré.
  4. En el vaso de la batidora ponemos los dos huevos, la harina de almendras, el cacao en polvo, una pizca de sal y la miel y batimos bien.
  5. Añadimos la berenjena con el chocolate y volvemos a batir (hasta conseguir una consistencia homogénea y sin grumos).
  6. Precalentamos el horno a 170 º.
  7. Echamos nuestra mezcla en un molde para el horno (si no es de silicona engrasad un poco el molde para desmoldarlo bien) y horneamos a 170º unos 30 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio. Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla.
  8. Cogemos la parte sólida de una lata de leche de coco (ojo, buscad aquella que tenga una concentración de leche de coco más alta, muchas marcas llevan agua en una proporción muy alta) y ponemos en un recipiente ancho y batimos con una varillas eléctricas (que también deben estar frías) hasta que consigamos que coja cuerpo. Si lo hacéis correctamente la textura es muy similar a la de la nata montada.
  9. Añadimos dos cucharadas de crema de coco y mezclamos con la leche de coco montada con cuidado, haciendo movimientos envolventes y ayudados de una lengua de gato, para no bajar la nata.
  10. Cubrimos nuestro bizcocho con la mezcla anterior (ojo, el bizcocho debe estar frío o todo se desmoronará) y llevamos a la nevera al menos unas tres o cuatro horas.
  11. Decoramos con unas uvas y virutas de chocolate negro.

El consejo de nur

Como ya os he dicho he hecho muchas versiones de esta misma tarta. Con la base del bizcocho la he rellenado de frambuesa y la he cubierto de chocolate negro, en lugar de chocolate la he mezclado con dulce de leche (leche de coco y miel) y la he cubierto con el mismo frosting de hoy… seguro que vosotros si experimentáis con la receta vais a proponerme sabores que yo ni me había planteado. Personalmente la de chocolate negro y frambuesa y la de hoy son las que más me gustan, pero queda tanto por probar que no me voy a dar por válida esta afirmación hasta que pruebe al menos 20 versiones más… o 50!

No Replies to "Tarta paleo de chocolate negro, coco y uvas"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    Positive SSL