Pollo italiano

Alimentación y nutrición infantil
Nutrición en la niñez
08/06/2018
Coulant de chocolate negro
Coulant de chocolate negro (sin gluten, sin lactosa, sin azúcar)
13/06/2018

Ya sabéis que el objetivo de la entrada del domingo es compartir una receta rápida que hayamos cocinado durante la semana. Ésta en concreto no la habéis visto en mi instagram o la página de facebook porque la acabo de terminar ahora mismo y es la comida para mañana del señor que duerme a mi lado (desde que cambiamos la alimentación le preparo el tupper todos los días).

Es una receta que necesita tiempo de cocción (también la podéis hacer con crock pot unas 6 horas en baja) para que quede lo más sabrosa posible, pero por lo demás, veréis que sencilla es de realizar y que resultados más buenos da.

Empezamos.

Pollo italiano

Ingredientes de la receta

  • 1 pollo campero troceado
  • 1 cebolla
  • 300 gr de tomate triturado
  • 1 bote pequeño de aceitunas verde sin hueso
  • Albahaca fresca
  • Tomillo
  • Orégano
  • Sal
  • Pimienta
  • aceite de oliva
  • Miel

Preparación

Paso 1

Lo primero que haremos será preparar nuestra salsa de tomate italiana. Para ello pondremos un chorrito de aceite en la sartén y rehogaremos la cebolla bien picadita (unos diez minutos). Añadiremos el tomate, el orégano, el tomillo y salpimentamos. Dejaremos cocinar a fuego lento durante al menos media hora removiendo de vez en cuando. Añadimos una cucharada de miel y retiramos del fuego.

Paso 2

Vamos a usar una cacerola lo suficientemente grande (y no muy alta) para que quepa todo nuestro pollo. La ponemos a fuego fuerte, añadimos una cucharada de aceite y dejamos calentar.


Paso 3

Ponemos el pollo previamente salado en nuestra cacerola y doramos bien. Bajamos el fuego y añadimos el tomate, las aceitunas picadas y un vaso de agua. Rectificamos de sal y dejamos cocinar por unos cuarenta y cinco minutos.

Paso 4

Retiramos del fuego, picamos la albahaca y la echamos por encima. Servimos acompañado de unas patatas al horno... Delicioso.


El consejo de Nur

Si os queréis evitar el trabajo de hacer las galletas y además evitar el horno podéis cambiar la base por nueces, almendras y avellanas trituradas con un par de cucharadas de miel y una cucharada de ghee, forráis el molde igual y lleváis a la nevera.En el caso del queso vegano para untar, y si tenéis menos reparos que yo, podéis usar queso para untar sin lactosa. El resultado, no os voy a engañar, también es muy bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Nuria Pons Ximénez
  • Finalidad: poder gestionar todos los comentarios del blog.
  • Legitimación: tu consentimiento para enviarte correos con la newsletter.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados por Cubenode, mi proveedor de hosting.
  • Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.