Pastel de pulpo (Adaptado a whole30)

Me había propuesto hacer un descanso en  la publicación de recetas en el blog durante el mes de Agosto, pero soy de mentalidad débil y no voy a negar que me gusta seguir en contacto con vosotros. Además, el otro día compartí en Facebook un pastel de pulpo que hice para una de mis comidas de Whole30, y me enviasteis algún que otro mensaje pidiéndome la receta.

Ya sabéis  que normalmente no comparto nada que no cocino un par de veces y este pastel era la primera vez que lo cocinaba, pero, no lo voy a negar, estaba espectacular así que creo que no necesita modificación ninguna. De hecho, estoy haciendo un ejercicio no solo para vosotros, también para mí porque quiero acordarme de la receta en la próxima ocasión que quiera hacerla, y que mejor manera que tenerla colgada en el blog.

La dificultad de cocinado es muy baja, ya que lo más complicado es hacer el sofrito de tomate que, teniendo en cuenta que estamos en Whole30, ha de ser casero y sin ningún endulzante. Para eliminar la acidez del tomate usaremos la cebolla que, como veréis en este caso en concreto, cumple perfectamente su misión…

¿Preparados?

 

Pastel de pulpo (adaptado a Whole30)

Ingredientes

  • 4 tomates
  • 1 cebolla
  • 1 cucharadita de aceite
  • 2 dientes de ajo
  • sal
  • Albahaca fresca
  • 1/2 kg pulpo cocido
  • 1 calabacín grande
  • 2 huevos
  • Mezcla de semillas

Elaboración

  1. Escalfamos los tomates en agua hirviendo unos 10 segundos e inmediatamente llevamos a un recipiente de agua fría. Pelamos.
  2. Rayamos los tomates y picamos el ajo y la cebolla
  3. Ponemos una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva y echamos los ajos. No dejamos que se doren y añadimos la cebolla y la sal. Pochamos todo junto (unos quince minutos a fuego bajo)
  4. Añadimos el tomate triturado y la albahaca fresca y dejamos reducir a fuego lento unos 20 minutos más (no hay que perder de vista la salsa para que no se queme)
  5. Cortamos el pulpo en láminas (tal y como lo haríamos para un pulpo a la gallega) y añadimos a la salsa de tomate. Solo lo dejaremos unos minutos para que todo ligue . Retiraremos del fuego y corregiremos de sal y añadiremos un poco de pimienta si es de nuestro gusto.
  6. Con ayuda de una mandolina haremos tiras largas con el calabacín a modo de láminas para nuestro pastel. En un molde cuadrado colocaremos en la base suficientes tiras de calabacín para cubrir el fondo. Encima echaremos una capa de nuestro pulpo con tomate y volveremos a cubrir con una capa de calabacín. Así hasta que acabemos con todo el producto y teniendo en cuenta que la última capa ha de ser de sofrito de tomate (mejor si es sin pulpo).
  7. Precalentamos el horno a 170 º
  8. A continuación batiremos dos huevos grandes con un poquito de sal. Echaremos en nuestro molde y lo moveremos de lado a lado para que el huevo penetre por todos los huecos y ejerza de aglutinador de todo el pastel.
  9. Añadiremos una capa de semillas variadas encima (chia, pipas, lino) que le darán un toque crujiente y llevaremos al horno unos veinte minutos a 170º (debemos ir comprobando que no se queme)

El consejo de Nur

El mismo pastel lo podéis hacer en versión quiche (ya no es apto para whole30). Para ello haremos una base que subiremos por los laterales con platano macho, ghee y sal (aproximadamente dos plátanos macho, unos 100 gr de ghee, sal y a la batidora). Hornearemos primero la base hasta que esté crujiente (unos 45 minutos a 170 º) y mezclaremos el sofrito de tomate con pulpo con tres huevos y una cucharada de la parte sólida de una lata de leche de coco. Hornearemos hasta que cuaje y gratinaremos para dorar la parte superior.

No Replies to "Pastel de pulpo (Adaptado a whole30)"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    Positive SSL