Dulces miniaturas (miniaturas de dulce de leche)

Mi pequeña biblioteca nutricional (II)

Seguimos hoy con las recomendaciones de libros sobre nutrición que a mi me han marcado un antes y un después en mi forma de entender la alimentación. Si hace un par de semanas os compartía mis imprescindibles a nivel general hoy os quiero hablar de mis libro de sobremesa sobre la dieta paleo. No son todos los que he leído, pero sí los que más me han gustado. Empecemos.

Paleo

La solución paleolítica- Robb Wolf: No fue el primer libro sobre paleo que leí, de hecho el primero fue el de Cordain (maestro de Robb Wolf) del que ahora hablaremos, pero sin duda si es el que me dejó más claro qué, por qué y cómo es la dieta paleo. Es didáctico y entretenido a la vez que documentado y serio. Siempre que me preguntan por un libro paleo para iniciarse nombro dos y el primero es La dieta paleo de Robb Wolf

Paleovida-Carlos Pérez: Y si La dieta paleo es el primero de los libros que recomiendo siempre, el segundo es Paleovida de Carlos Pérez. Un libro tan bien explicado que no necesitas tener conocimientos previos ni de nutrición, ni de medicina, ni de evolución, para entenderlo todo. Su concepto de los circuitos de recompensa deja tan claro qué es lo que está fallando que no puedes decir otra cosa que: ahora lo entiendo todo. Tenéis que leerlo sí o sí, no hay excusa.

La dieta paleolítica-Lorain Cordain: Lorain Cordain es considerado por muchos el padre de la dieta paleo y su libro, La dieta paleolítica, el inicio de la revolución alimentaria. ¿Por qué entonces lo pongo en tercer lugar? Sencillamente porque Lorain Cordain es mucho menos asequible en su lectura. Es más técnico, más científico y, en algunos momentos se hace complicado seguirlo para un neófito en la materia. Es el primer libro que leí y tuve que hacerlo con mucha calma, anotando conceptos, consultando otros. Después de Cordain, leer a Wolf o a Pérez es un auténtico gustazo.

Paleodieta para deportistas. Guia para una alimentación evolutiva-Marc Verges: Por algún motivo la dieta paleolítica, al no tomar carbohidratos procedentes de los cereales, se considera una dieta low carb. Nada más lejos de la realidad como nos demuestra Marc en su libro, asociando perfectamente el estilo de vida paleo a la actividad física. Además como extra encontraremos menús adaptados a la actividad física y que ha elaborado la maravillosa Montse Reus.

El libro del método Paleo: 100 días para salvar tu vida: Nutrición, ejercicio y hábitos de saludables-Airam Fernández. Si conoces algo el estilo de vida paleo conoces a Airam, fisioterapeuta, entrenador personal y el creador del paleotraining. En este libro, que es más una guía, ayuda al lector día a día a adentrarse en el estilo de vida paleo, mediante recomendaciones dietéticas, de hábitos de vida y entrenamientos adaptados a todos los niveles. Tal y como dice él, 100 días para cambiar vuestras vidas.

Son todos los que están pero no están todos los que son, he leído muchos pero quería haceros un pequeño resumen de los que más me han gustado. Aún os haré una entrada más con mis libros de recetas favoritos, así completaré toda la temática nutricional que tengo en casa. Si voy adquiriendo nuevos libros y me sorprenden os iré haciendo reseñas o actualizaciones a la lista.

Y dejamos ya los libros de lado para entrar en materia con la receta de hoy. Para elaborarla tenéis que, previamente, preparar un dulce de leche paleo. Os podría explicar yo como se hace pero creo que lo vais a entender mucho mejor con el insuperable Cchef Bosquet, así que aquí tenéis su receta. Es fácil y tiene un sabor espectacular, como todo lo que hace Roberto. Un día me escaparé a uno de sus cursos para conocerle.

¿Ya habéis hecho el dulce de leche? Pues empezamos

Miniaturas de dulce de leche

Ingredientes

  • 3 cucharadas de dulce de leche paleo (siguiendo la receta de chef bosquet)
  • 1 berenjena
  • 35 gr de almendra molida
  • 2 huevos
  • Miel
  • Sal
  • Ghee
  • Crema de coco

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 180 grados
  2. Pinchamos la berenjena con un tenedor varias veces y la ponemos en un recipiente apto para microondas. La cocinamos por ocho minutos a máxima potencia.
  3. Dejamos enfriar un poco la berenjena y la pelamos con cuidado de no quemarnos. La ponemos en un bol, la hacemos puré con un tenedor y la mezclamos con las tres cucharadas de dulce de leche hasta conseguir una masa homogénea (es mejor que la berenjena esté aún caliente para que derrita el dulce de leche. Si no queremos tener ningún grumo podemos usar la batidora)
  4. En el vaso de la batidora añadimos los dos huevos, una pizca de sal, miel al gusto (para mí con una cucharada basta) y la almendra molida. Batimos hasta obtener una mezcla uniforme.
  5. Vertemos la mezcla de huevos y harina en el bol de la berenjena y mezclamos con movimientos envolventes. Volcamos la mezcla en moldes de silicona (yo he usado de cupcakes pequeños) y horneamos unos 20 minutos o hasta que al pinchar el palillo salga limpio.
  6. Dejamos enfriar lo suficiente para desmoldar con seguridad de no romperlos ni quemarnos y pintamos la superficie con un pincel de cocina y un poco de crema de coco.
  7. Decoramos cada uno con un topping diferente (frutos secos, arándanos, perlas de chocolate negro, regaliz...). Llevamos a la nevera y dejamos enfriar. Debemos mantenerlos siempre en la nevera.

El consejo de Nur

Ahora que empieza el buen tiempo y tenemos más eventos en casas de amigos, sobre todo de los que tienen terrazas (benditas terrazas de Madrid), es un detallazo montar estas miniaturas en capsulas de cupcakes a su medida y ponerlas en una caja bonita para hacerles un regalo. No digáis que la base es berenjena, desvelad el secreto al final, veréis que caras de sorpresa.

No Replies to "Dulces miniaturas (miniaturas de dulce de leche)"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    Positive SSL