Canelones de calabacín

Estos son mis principios, si no le gustan… tengo otros

Estos días están siendo de locos. Parecía que al acabar los primeros exámenes levantaría cabeza, pero me he encontrado con todas esas tareas que había ido dejando pendientes durante estos meses esperándome tras la puerta. Además tengo mis relaciones sociales completamente abandonadas y la media maratón a la vuelta de la esquina,  y al final tengo que encontrar tiempo hasta para dormir. Lo peor de todo es que cuando tenga solucionado lo pendiente empezarán de nuevo los exámenes y la rueda volverá a girar. Jamás se me ha dado bien estar quieta, pero ahora quizás me he pasado con el movimiento.

Supongo que todos conoceréis la frase que da título a la reflexión que acompaña a la receta de hoy. “Estos son mis principios, si no le gustan… tengo otros” es una frase mítica de Groucho Marx y que viene a decir que lo que pienso hoy quizás no sea lo mismo que pienso mañana y que el ser humano es voluble y modificable, lo cual es sano y síntoma de evolución.

Hoy por hoy estos son mis principios alimenticios, si mañana cambian os iré informando

  • No tomo cereales, azúcares, alimentos procesados, legumbres ni lacteos
  • Creo en la proporción del plato de Harward adaptado al paleo. De esta manera en todas las comidas (para nuestro cuerpo no existe diferencia entre desayunos o cenas) debemos comer el equivalente a la mitad del plato de verduras, un poco más de un cuarto en proteinas y el resto en grasas saludables.
  • Solo como  máximo, tres veces al día: Desayuno, comida y cena. Si en cada una de las comidas nos nutrimos correctamente y con las cantidades suficientes no necesitaremos “picar entre horas”.
  • La cantidad de fruta debe estar contenida en la dieta paleo, máximo tres al día, optimo dos piezas.
  • Paleolizar no es lo óptimo, debe ser la excepción. Yo lo hago continuamente porque tengo un blog y quiero daros opciones, pero no hay que substituir el pan o los pasteles, hay que eliminarlos de la dieta habitual y solo tomarlos en ocasiones especiales.
  • Yo tomo fécula, y no un poco, tomo bastantes patatas cocinadas de un día para otro por el almidón resistente (excelente prebiótico). También tomo muchos frutos secos, almendras crudas y nueces sobre todo. Entiendo que en caso de sobrepeso deben eliminarse transitoriamente o limitar su consumo, pero en mi caso no necesito perder peso si no mantener el que tengo y ambos alimentos me ayudan a ello.
  • Por mis intolerancias pocas veces puedo saltarme este tipo de vida, intento comer paleo dentro y fuera de casa, pero no os lo voy a negar, si una vez cada varios meses salgo a cenar con mis amigos me tomo una, dos y las copas de vino que haga falta. Soy paleo pero también soy social y quiero seguir siéndolo.

¿Qué os parece si ahora nos ponemos con la receta de esta semana? Muy sencilla, muy rápida, espectacular…

 

Canelones de calabacín

Ingredientes

  • 1 cda de aceite
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 500 gr de carne picada de ternera de pasto
  • Tomate frito casero
  • Sal
  • Pimienta
  • Albahaca
  • 1 calabacín grande o 2 medianos
  • Nuez moscada
  • Leche de coco en lata
  • 4 claras de huevo

Elaboración

  1. Realizamos primero el relleno de los canelones, para ello picamos muy pequeños la cebolla y el ajo y ponemos a pochar en una sartén con una cucharada de aceite de oliva. Cuando esté trasparente añadiremos la carne picada, salpimentaremos y dejaremos cocinar a fuego lento por el tiempo justo (la carne ha de quedar jugosa). Se añade el tomate frito y la albahaca picada y se deja por cinco minutos más en la sartén. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
  2. Cortamos el calabacín en tiras con ayuda de una mandolina. Colocamos en un plato una tira de calabacín y pintamos el borde con un poco de clara de huevo, pegamos una segunda tira a la que pintamos también el borde y ponemos una tercera tira de calabacín.
  3. Colocamos en el borde de los calabacines el relleno que hemos dejado enfriar y con cuidado enrollamos las tres tiras juntas. Volvemos a pintar el borde de las tiras y pegamos sobre sí mismas para cerrar el canelón. Repetimos esta operación hasta tener todos nuestros canelones preparados.
  4. Ponemos en una fuente para el horno una base de tomate frito y colocamos nuestros canelones con cuidado de no abrirlos.
  5. Batimos tres claras de huevo junto con dos cucharadas de la parte sólida de una lata de leche de coco hasta que quede una mezcla uniforme. Añadimos sal, nuez moscada y levadura nutricional y volvemos a mezclar bien. Vertemos la mezcla sobre los canelones
  6. Precalentamos el horno a 170 grados. Dejamos los canelones durante quince minutos con fuego arriba y abajo y gratinamos cinco minutos más hasta que adquieran un bonito color dorado.

El consejo de Nur

Hoy dos consejos al precio de uno: 1. Para conseguir un relleno mucho más suave y sabroso podemos mezclar con la carne picada dos cucharadas de un paté casero de higado de ternera con pimienta o con setas. El plato pasa de casero a estrella michelín. 2. Una opción menos paleo pero más adecuada a los peques de la casa es usar queso sin lactosa para gratinar. Para ellos con queso todo se come mucho mejor... ;)

4 Replies to "Canelones de calabacín"

  • comment-avatar
    Iñaki 09/03/2017 (10:48)

    Buena receta! La probaremos en casa!
    Gracias

    • comment-avatar
      Barriga Sana 09/03/2017 (21:49)

      Muchas gracias por leernos, Iñaki! Esperamos que la receta os salga bien y la disfruteis. Ya nos cuentas cómo os ha salido.
      Saludos!

  • comment-avatar
    Mayka 16/03/2017 (23:30)

    Actualmente estoy compartiendo piso, el día 1 me independizo! Así que este blog pasará a ser la biblia de mi cocina, creo que esta receta será la cena de inauguración Mmmmm…

    • comment-avatar
      Barriga Sana 19/03/2017 (21:02)

      Mayka, invítanos a la fiesta!!!
      No, en serio, nos encantará que lo compartas con nosotros.
      Besos

Leave a reply

Your email address will not be published.

Positive SSL