Arepas a mi manera (sin cereales)

Plátanos
Helado Mars a mi manera (sin azúcar, sin gluten, sin lactosa)
08/07/2018
Día a día de Barriga Sana
Mi día a día (verano 2018)
13/07/2018

Seguro que si a un Colombiano o Venezolano le preguntamos que es una arepa nos sabrá contestar de inmediato porque es parte muy arraigada de su cultura gastronómica, pero en España aún solo la estamos descubriendo posiblemente debido a que aún no se ha producido la popularización de este tipo de cocinas en nuestro país. Aún así, empezamos a ver asomar arepas en algunos lugares en Madrid, incluso tenemos algunos restaurantes que destacan por su buen hacer al cocinarlas y que se han convertido en lugar de peregrinación de los amantes de este plato.

Sin que nadie me mate por lo que voy a decir, y por dar una explicación sencilla y para todos los públicos, la arepa es una especie de pan plano y redondo que se hace con harina de maiz y que se rellena de diferentes ingredientes: carne mechada, pollo, aguacate, judías…

Ya sabéis que yo no tomo ningún tipo de cereal por lo que las arepas para mí están más que descartadas, pero experimentando con una masa para hacer otro tipo de elaboración (hay veces que quiero hacer un plato y me sale otro) acabé encontrando una receta muy decente para hacer nuestras arepas.

¿El relleno? A vuestro gusto, yo creo que son perfectas tanto para un pulled pork como para una mezcla de atún mahonesa y pepino. Al final en la variedad está el gusto y el gusto es vuestro!

¡A cocinar!

Arepas a mi manera (sin cereales)

Ingredientes de la receta

  • 200 gr de almidón de yuca
  • 40 gr de harina de quinoa (si no tenéis problema con las legumbres funciona bien harina de garbanzo)
  • 100 ml de agua tibia
  • 10 gr de levadura fresca
  • 125 gr de kefir de leche de cabra o 1 yogur natural
  • 15 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de miel
  • Sal (una pizca)

Preparación

Paso 1

Lo primero que vamos a hacer es mezclar el yogur o kefir, la miel y la levadura con el agua tibia. Recordad que la temperatura del agua es importante para que actúe la levadura fresca. Si ponemos agua muy caliente podemos matarla y si ponemos agua fría no actuará como leudante. Mezclamos y dejamos reposar 10 minutos.

Paso 2

Añadimos el almidón, la sal, la harina y el aceite y mezclamos suavemente con una cuchara de madera. Tenemos que conseguir una masa homogénea.


Paso 3

Tapamos nuestra masa con film transparente y dejamos fermentar mínimo una hora. Con este calor no hace falta que dejemos la masa en ningún sitio especial, si estamos en pleno invierno esta bien mantenerla en un lugar cálido y seco.

Paso 4

Pasado este tiempo veremos como la masa ha crecido y es momento de empezar a manipularla. Para ello echaremos almidón de yuca encima de una superficie límpia e iremos formando pequeñas bolas con la masa que después aplastaremos un poco. La masa estará pegajosa, id añadiendo el almidón de yuca a la superficie hasta que sea una masa elástica pero que no se nos peque a los dedos. Dejamos reposar durante diez minutos más.


Paso 5

Ponemos una sartén al fuego previamente engrasada con ghee, calentamos y empezamos a cocinar nuestras arepas con cuidado de que no se nos quemen (mantenemos un fuego medio). Es mejor taparlas mientras se hacen y dorarlas lo suficiente por ambos lados.

Paso 6

Dejamos enfríar un poco nuestras arepas, abrimos por la mitad y rellenamos de aquello que más nos apetezca. Solo queda disfrutar de un plato impresionante.


El consejo de Nur

De la misma forma que os explico arriba pero aumentando la cantidad de miel y añadiendo anís dulce, tenemos unos bollitos dulces que se toman para desayunar. Yo soy más de salado, pero sé que a mis golosos les va a encantar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Nuria Pons Ximénez
  • Finalidad: poder gestionar todos los comentarios del blog.
  • Legitimación: tu consentimiento para enviarte correos con la newsletter.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados por Cubenode, mi proveedor de hosting.
  • Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.