Phoskitos caseros (sin gluten y sin azúcar)

tarta pera
Tarta de pera y chocolate negro (videoreceta)
19/05/2019
tag
El tag de lo que yo como.
24/05/2019

Hay frases que, en España, sabemos acabar todos los cuarentañeros. Si te dicen Tulipán, tu dices "neeegrooo", si te dicen ¿de qué vas? contestarás "Bitter kas" y ante la marca phoskitos solo hay una posible respuesta: "regalos y pastelitos".

Si naciste a partir de los setenta en España has comido alguna vez una Pantera Rosa, un Tigretón, un Phoskitos o un Bollycao. Aunque tus padres fueran de los que se aferraban a la fruta para merendar (como era el caso de los míos), en cuanto podías le decías a tu abuela si te compraba uno de esos bollos industriales que brillaban en las estanterías de las tiendas de barrio. Ella miraba la cartera, te miraba la carita llena de churretes, y mal se tenía que dar si no acababas con una pantera rosa en el bolsillo (si, es mi preferida, aún hoy la miro con deseo).

Aunque los ochenta fueron su indiscutible reinado: anuncios en la tele, cromos, pegatinas, calcomanías (que no se quitaban tras un mes de verano en la playa) y muuuuchas campañas de marketing que hicieron de los niños de nuestra generación adictos a esos pequeños montoncitos de azúcar, hoy siguen en las estanterías de los supermercados y siguen causando furor entre los niños. Os enseño como hacer una versión casera... light no es, pero no se le puede pedir tanto a la burra. ;)

¿Cuál era vuestro bollo favorito en los ochenta?

Phoskitos caseros (sin gluten y sin azúcar)

Ingredientes de la receta

  • 75 gr de fécula de patata
  • 3 huevos
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 lata de leche de coco
  • 3 cucharadas de ghee (mantequilla si no tienes problema con la lactosa)
  • 1 tableta de chocolate negro para fundir

Preparación

Paso 1

El día anterior pondremos nuestra lata de leche de coco en la nevera.

Paso 2

Lo primero que haremos será elaborar un bizcocho plancha que sera la base de nuestro brazo de gitano. Para ello llevaremos a punto de nieve los tres huevos (han de tener una textura esponjosa), añadiremos la cucharada de miel y seguiremos batiendo hasta que esté incorporada. Finalmente añadiremos la fécula de patata hasta obtener una masa uniforme.


Paso 3

Precalentamos el horno a 210 grados.

Paso 4

Ponemos un papel vegetal en una bandeja de horno y echamos nuestra mezcla de forma que se reparta uniformemente.


Paso 5

Horneamos unos 10 minutos (id controlando el bizcocho porque al ser tan fino se quema fácilmente) y retiramos del horno para dejar enfriar.

Paso 6

Mientras el bizcocho se enfría elaboraremos el relleno. Para ello cogeremos la parte sólida de la lata de leche de coco y la levantaremos con ayuda de unas barillas. Cuando tenga una textura similar a la de la nata montada añadiremos la otra cucharada de miel y lo mezclaremos con movimientos envolventes con ayuda de una espátula.


Paso 7

En este momento el bizcocho ya debería haberse enfriado lo suficiente para manipularlo, de manera que procederemos a darle la vuelta. Para ello humedeceremos un paño limpio y lo extenderemos en una superficie plana. Volcaremos encima el bizcocho plancha y con cuidado retiraremos el papel vegetal.

Paso 8

Extenderemos el relleno sobre el bizcocho y, con ayuda del paño húmedo procederemos a enrollarlo. Llevamos a la nevera durante una hora para que se asiente y cortamos en porciones para simular a nuestros phoskitos.


Paso 9

Derretimos el chocolate, para ello lo pondremos en un bol junto con el ghee. Iremos dándole golpes de calor de 30 segundos en el microondas y removiéndolo hasta conseguir una textura líquida. Ponemos sobre una rejilla nuestros falsos phoskitos y echamos el chocolate negro para que los recubra. Llevamos a la nevera unos diez minutos, sacamos, damos la vuelta y echamos el resto de chocolate para recubrirlos enteros.

Paso 10

Conservamos en la nevera hasta la hora de comer... cuidado, crean adicción.


El consejo de Nur

Lo he rellenado de crema de coco porque el phoskito original llevaba una crema blanca, pero la verdad es que a mi se me ocurren otras muchas ideas con las que rellenarlo, desde una compota casera a una mantequilla de almendras o una crema de chocolate o de vainilla ¿Se os ocurre algo más?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: BARRIGA SANA, S.L.
  • Finalidad: poder gestionar todos los comentarios del blog.
  • Legitimación: tu consentimiento para poder interactuar contigo en los comentarios.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados por Cubenode, proveedor de hosting.
  • Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.