La pizza no pizza

Hace tiempo yo tuve una tienda de ropa de las marcas Quicksilver y Roxy. No, no he dicho que fuera dependienta, si no que era una tienda propia que decidimos abrir en Menorca destinada al turista de la isla. Algún día si queréis os cuento como fue aquello pero hoy solo lo nombro para explicaros como entonces me dí cuenta de lo complicado que es averiguar los gustos de las masas.

Como nosotros solo cubríamos una temporada (primavera-verano) una única vez al año nos sentábamos con la marca para elegir la ropa que iba a venderse en la tienda. Más o menos en noviembre del año anterior debíamos arriesgar nuestros ahorros con aquellas prendas que serían el must have del verano siguiente. Con frío, abrigo, botas y jerseis nos poníamos a ver bikinis, bermudas, chanclas y faldas tipo pareo y elegíamos aquello que pensábamos que era lo más vendible del catálogo.

¿Qué quiero explicaros con todo esto? Que cada año mi madre me decía: "elige lo básico, no te salgas de la norma", y cada año yo veía EL VESTIDO, EL PANTALÓN, LA FALDA o LA CHAQUETA (así, en mayúsculas) que iba a venderse hasta reventarnos la caja porque era objetivamente precioso, divino, ponible, fashion... y cada año metia la pata hasta el fondo. ¿Por qué? porque no tengo ni idea de averiguar lo que necesita/le gusta a la mayoría.

Me pasa lo mismo con las recetas. Ideo el pastel más asombroso y pasa de largo como si nada... y de repente hago una pizza, no pizza, sin ningún secreto y me amenazáis con el más terrible infierno si no os cuento como se hace.

Jamás pensé que publicaría esta receta en el blog, pero a gustos... ;)

La pizza no pizza

Ingredientes de la receta

  • 1 calabacín
  • 6 claras de huevo
  • Jamón serrano
  • Tomate frito casero
  • champiñones
  • queso parmesano
  • sal
  • orégano
  • aceite de oliva virgen extra

Preparación

Paso 1

Ponemos un chorrito de aceite en una sartén y calentamos. Sofreimos los champiñones, añadimos la salsa de tomate casero salpimentamos a gusto y dejamos unos cinco minturos al chup chup.

Paso 2

Lavamos el calabacín y laminamos finamente con ayuda de una mandolina. Colocamos en la base de una bandeja de horno las tiras de calabacín muy pegadas, incluso un poco superpuestas y vertemos por encima nuestra salsa de tomate con champiñones.


Paso 3

Colocamos encima de la capa de tomate una buena capa de queso rallado y sobre la capa de queso rallado las lonchas de jamón serrano.

Paso 4

Con cuidado y por uno de los bordes de la bandeja de horno vamos echando nuestras claras de huevo. Movemos la bandeja para que cubran toda la base de la no pizza con precaución para no desbaratar el resto de ingredientes.


Paso 5

Horneamos unos veinte mintutos a 170 grados en horno precalentado. Sacamos dejamos enfriar un poco y servimos.


El consejo de Nur

Tenéis muchas más ideas de como hacer pizza en el blog mucho más cercanas a la realidad que esta. Yo la he llamado pizza no pizza por ser benevolente, pero no sé muy bien que nombre podría darle. El hecho es que podéis usar diferentes ingredientes para hacerla de sabores más adaptados a los gustos de la casa: atún, salchichas frescas, frutos de mar... incluso os digo una cosa, la pizza no pizza si puede hacerse con piña! :)

Descubre todo lo que puedo hacer por ti para ayudarte a comer más sano y mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: BARRIGA SANA, S.L.
  • Finalidad: poder gestionar todos los comentarios del blog.
  • Legitimación: tu consentimiento para poder interactuar contigo en los comentarios.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados por Cubenode, proveedor de hosting.
  • Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.