La flora intestinal

Sistema digestivo humano

¿Qué es?

¿Os habéis parado a pensar que en vuestros intestinos viven más de 100 millones de bacterias?  No, no salgáis corriendo a la clínica más cercana, no estáis gravemente enfermos ni infectados por una enfermedad mortal, solo se trata de algo tan necesario como vuestra flora intestinal o microbiota.

No sé si sabíais que nacemos sin flora intestinal: nuestro colon está limpio e impoluto, pero empezamos a crearla desde la lactancia y se desarrolla hasta los 2 años, edad en la que se puede decir que tenemos ya una flora intestinal  definitiva.

¿Dónde empiezan los problemas con vuestra microbiota?

Para que lo entendáis fácilmente os diré que existen dos tipos de flora intestinal, la residente y la pasajera. La flora intestinal residente está adaptada al medio en el que habita, es estable en el tiempo e inocua. Es más es absolutamente necesaria porque cumple una misión muy importante, la fermentación de la dieta no digerible, como la fibra vegetal; y del moco producido por el epitelio intestinal. Además, produce ácidos grasos, vitamina D y K, favorecen la recuperación y absorción de calcio, hierro y magnesio, y previenen la invasión de los microbios patógenos que ingerimos con los alimentos por el llamado efecto barrera.

Por otro lado, existe la flora intestinal pasajera que aparece por  el uso de medicamentos como antibióticos, antiinflamatorios, antiácidos, anticonceptivos orales, relajantes musculares, sales de hierro y tratamientos de quimioterapia y radioterapia, también en situaciones de estrés, dietas pobres en fibra, virus, bacterias y parásitos. Esta flora intestinal pasajera afecta a la flora residente, debilitándola, reduciéndola o eliminándola parcialmente y provocando problema de salud importantes.

¿Qué son los probióticos y los prebióticos?

Según la Organización Mundial de Gastroenterología, los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se ingieren en las cantidades adecuadas, pueden aportar beneficios para la salud de quien los consume. Se trata de bacterias o levaduras que están presentes en alimentos, medicamentos o suplementos dietéticos. Ayudan a restablecer la flora intestinal residente, aunque en las ocasiones en las que la flora intestinal esté muy dañada (después de tratamientos de quimioterapia, antibióticos, una contaminación por gluten en celiacos, etc), se recomendará tomar probióticos en suplementos dietéticos de farmacia.  De forma natural los obtenemos  en alimentos como el kéfir, el chucrut, el té kombucha o el chocolate negro.

Los prebióticos son compuestos que el organismo no puede digerir, pero que tienen un efecto fisiológico en el intestino al estimular, de manera selectiva, el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas (bifidobacterias y lactobacilos). Se trata de un tipo de hidratos de carbono (una “fibra especial”) presentes en algunos alimentos que, pese a que nuestro sistema digestivo no es capaz de digerir, son fermentados en el tracto gastrointestinal y utilizados como “alimento” por determinadas bacterias intestinales beneficiosas. Los encontramos en alimentos en el ajo, el puerro, la alcachofa, la cebolla, el almidón resistente de las patatas…

Es importante incluir en nuestra alimentación estos alimentos que favorecen nuestra flora intestinal de forma natural y entender cada vez más la importancia del sistema digestivo en nuestra salud en general. Un intestino sano implica un individuo feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 y la ley orgánica 3/2018 de 5 de diciembre de Protección de Datos Personales y de Garantía de los Derechos Digitales le informamos que los datos por Vd. proporcionados serán objeto de tratamiento por parte de BARRIGA SANA, S.L. con CIF B88333190, con domicilio en CALLE LUIS I, Nº 55 con la finalidad de permitirle publicar su comentario en los artículos del blog, de forma que tanto nosotros como el resto de usuarios puedan interactuar con usted.

La base legal para el tratamiento de sus datos es el consentimiento que se le solicita a través de este formulario.

Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos se guardarán en el proveedor de servicio de correo de Google (formulario de contacto) y en el proveedor de alojamiento web Cubenode (en el caso del formulario de comentarios). Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal.

Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si BARRIGA SANA, S.L. estamos tratando sus datos personales y por tanto tiene derecho a ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación del tratamiento, portabilidad, oposición al tratamiento y supresión de sus datos así como el derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de Controla mediante escrito dirigido a la dirección postal arriba mencionada o electrónica CONTACTO@BARRIGASANA.COM, adjuntando copia del DNI en ambos casos.

Nota: Puede consultar información adicional y detallada en relación a la política de privacidad mediante el enlace “Política de privacidad”, situado a pie de página del sitio web.

Ir a Whatsapp
1
Pregúntame sobre mis servicios
Paso consulta tanto física en Madrid como online, además de crear planes nutricionales a medida. No esperes más y ponte en contacto conmigo , estaré encantada de solucionar tus dudas y ayudarte.
Powered by