Frittata de espinacas con chorizo y parmesano

Brazo de gitano
Brazo de gitano con crema de chocolate (sin gluten)
13/01/2019
esteatorrea
ESTEATORREA: DIME COMO CAGAS… (PARTE 2)
18/01/2019

Sí, he de admitir que yo también he sido de esas personas que al ver la elaboración de una frittata clásica (la de cipolle) he dicho: eso es una tortilla de patatas con cebolla cuajada en el horno!!! y he seguido mi camino sin interesarme más por ella (ese era mi nivel de catetismo culinario pre celiaquía), sin embargo a raiz de mi vena bloguera cocinera me he vuelto a reencontrar con esas recetas despreciadas y he tenido que ponerme un punto en boca, la frittata tiene derechos propios de existéncia más allá de la tortilla. Además sabéis que hace unos años me enamoré del horno y tenemos tal relación que ni en invierno ni en verano lo dejo tranquilo. Me quiere, lo quiero... sé que estáis celosos, nada es tan perfecto como nuestra relación, así que no desaprovecho una ocasión para estar un rato juntos. La frittata es rápida, fácil, me soluciona un plato principal o una cena y me permite hornear, ¿puede algo ser más maravilloso?

Diremos que la frittata es un plato italiano elaborado para aprovechar las sobras de una determinada comida. Se sofríen los ingredientes (hay frittatas para todos los gustos, incluidas de macarrones o espagueti) en una sartén y se cuajan, con ayuda de una mezcla de huevos y otros ingredientes adicionales, en el horno. Sé que a priori no llama mucho la atención pero tenéis que darle una oportunidad. Os aseguro que formará parte de vuestras cenas semanales. Como os suelo decir... al tiempo.

Frittata de espinacas con chorizo y parmesano

Ingredientes de la receta

  • 2 chorizos para cocinar (dulces o picantes según gusto del consumidor)
  • 100 gr de espinacas frescas
  • 4 huevos
  • 150 g de queso parmesano rayado
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Hojas de albahaca fresca

Preparación

Paso 1

Precalentamos el horno en función grill a 180 grados.

Paso 2

Lavamos las espinacas bien y las ponemos a escurrir, reservamos.


Paso 3

Ponemos una sartén de mango desmontable (o una sartén de hierro que pueda ir al horno) al fuego y echamos un chorrito de aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente echamos los chorizos y cocinamos hasta que estén crujientes.

Paso 4

Echamos las espinacas bien escurridas y seguimos cocinando hasta que estén tiernas.


Paso 5

En un bol mezclamos la parte sólida de una lata de leche de coco con los huevos y el queso parmesano, batiendo bien. Añadimos sal y pimienta y volvemos a mezclar.

Paso 6

Bajamos el fuego de nuestra sartén y echamos encima la mezcla de huevos. No removemos, y dejamos cocinar por unos tres minutos.


Paso 7

Retiramos el mango de la sartén (si es una sartén apta para horno por ser entera de hierro no hacemos nada) y llevamos al horno. Gratinamos por unos minutos o hasta que esté dorada.

Paso 8

Dejamos reposar antes de servir con unas hojas de albahaca picadas por encima. Personalmente creo que es de esos platos que mejora frío, pero para gustos... los colores.


El consejo de Nur

De calabacín, champiñones y jamón, de carne picada y trigueros, de panceta y espinacas... cualquier idea es buena para hacer una frittata. Si lo soporta una tortilla, lo soporta una frittata, así que... a experimentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Nuria Pons Ximénez
  • Finalidad: poder gestionar todos los comentarios del blog.
  • Legitimación: tu consentimiento para enviarte correos con la newsletter.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados por Cubenode, mi proveedor de hosting.
  • Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.