Esteatorrea – Dime cómo cagas (Parte 2)

Tras la entrada de la semana pasada, me quedé completamente asombrada de la cantidad de mensajes que recibí sobre cacas.  Fue maravilloso ver que de repente nadie tenía problemas en hablar de algo tan importante. Desde mi amiga Isa, que me ayudó con unas correcciones en el post anterior (mil gracias Isa, eres una crack y una profesional como la copa de un pino), hasta personas que me hablaron de problemas más o menos graves como colitis ulcerosa, hepatitis o incluso cáncer colonorectal.

Ya sabéis que yo soy algo canalla, y me gusta darle a todo un toque de humor negro, pero en realidad hablar de deposiciones es algo importantísimo para la salud de todos. Otro tema es, como me decía uno de vosotros, que hablar de caca y de comida en el mismo blog pueda resultar chocante… ya sabéis que lo mío no es muy normal.

¿Qué es la esteatorrea?

Básicamente, es la presencia excesiva de grasa en las heces.

En general las heces de una persona serán más o menos grasas según la cantidad que haya ingerido. Una ingesta excesiva de grasas no metabolizadas se eliminará por las heces, pero esto no es síntoma de una patología. También las heces pueden ser verdes si te has hartado a espinacas y no te van a ingresar por ello. Una esteatorrea se presenta en forma de diarrea con una presencia lipídica (o de grasas) muy alta (deben excederse los 6 gramos en 24 horas).  Las heces tienen un aspecto parecido a la arcilla, textura brillante y pegajosa y olor de agrio a picante.

¿Cuáles son las causas de una esteatorrea?

Son principalmente dos:

  1. Síndrome de malabsorción: El sistema digestivo si funciona correctamente, pero las grasas aún metabolizadas no pueden ser ingeridas y se eliminan por las heces. Las razones de esta malabsorción pueden ser amiloidosis, enfermedad celiaca, bypass gástrico, medicamentos como orlistat y acarbosa (el famoso Allí que te ayudará a perder un kilo más… de macronutrientes esenciales por supuesto), isquemia mesentérica y enfermedad de Whipple.
  2. Síndrome de maldigestión: Por el cual el individuo no puede metabolizar las grasas. Esto se debe a problemas con sales biliares, enzimas pancreáticas. Si este es el caso puede deberse a una enfermedad hepática, de la vesícula biliar o del páncreas.

En el caso del síndrome de maldigestión normalmente las heces grasas suelen ir acompañadas de otros síntomas, pero pueden ser un aviso en estados iniciales de la enfermedad. En el caso de la malabsorción la presencia de heces grasas puede presentarse como único síntoma del desarrollo de una enfermedad.

Seguiremos hablando de cacas, lo prometo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: BARRIGA SANA, S.L.
  • Finalidad: poder gestionar todos los comentarios del blog.
  • Legitimación: tu consentimiento para poder interactuar contigo en los comentarios.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados por Cubenode, proveedor de hosting.
  • Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

1
Hola,
¿Quieres ponerte en contacto conmigo por Whatsapp?
Powered by