Cáncer y dieta cetogénica

pan relleno de frutas
Pan dulce de frutas (sin gluten)
05/06/2019
quiche de jamón
Quiche de jamón serrano (cetogénico)
09/06/2019

Voy a respirar hondo, voy a cerrar los ojos y os voy a pedir que leáis esto con toda la prudencia del mundo. Está escrito con la objetividad desobjetivizada que tienen todos los artículos que escribo, ¿qué quiero decir con esto?, pues que está claro que yo hoy tengo unas creencias muy firmes, y esas mismas creencias me llevan a que las investigaciones que realizo sobre las cosas, por mucho que intente evitarlo, tengan un grado de parcialidad importante. Si yo considero que la dieta cetogénica tiene unas características que la hacen interesante para pacientes oncológicos, es por que tengo conocimientos de fisiología, existen una serie coherente de relaciones al respecto del contenido de esta alimentación y el desarrollo de la enfermedad y hay estudios serios que lo corroboran… pero no lo voy a negar, y ya lo sabéis todos, ante cualquier estudio aparece de forma inmediata un contraestudio que intenta quitarle veracidad al anterior, y eres tú como lector quien debes decidir cual es la versión del disco que más te gusta.

Me hace gracia cuando a mi, o a otros compañeros de tendencias nutricionales semejantes a la mía, nos dicen que no somos imparciales… noooo, es cierto, no lo somos. Cada uno lee el libro con una mentalidad diferente que ha adquirido por estudios, experiencias, profesores, pacientes… no todos creen que el asesino es el mayordomo, agunos creen que es la criada con la que estaba teniendo un affair, otros que el muerto se suicidó y los terceros que se dió un golpe fortuito. No soy absolutamente parcial, no me acuséis de no serlo, lo admito yo misma.

Dicho esto, sí, dejo claro que creo que la dieta cetogénica es una herramienta más en la lucha contra el cáncer, y voy a explicar porque.

El cáncer no es en si mismo una única enfermedad, bajo este término se agrupan más de 200 tipos de enfermedades cuya característica principal es un crecimiento celular anormal de las células que puede producirse en cualquier órgano. Por diversas causas, algunas conocidas y otras no, los genes pierden el control del crecimiento celular y las éstas empiezan a multiplicarse de forma descontrolada formando un tumor. En el caso del cáncer los tumores son malignos, es decir, las células que lo conforman son cancerosas y provocan cambios en la estructura y en la funcionalidad de los órganos, llegando a invalidarlos por completo.

Si una célula cancerosa se separa de su lugar de actuación y se mueve a través de la sangre para extenderse en un nuevo órgano, recibe el nombre de metástasis.

Hay más de 250.000 nuevos casos de cáncer en España cada  año y  los más frecuentemente diagnosticados son el colorrectal y el de próstata.

El cáncer se cura con un tratamiento que pautará un oncólogo consistente, dependiendo del caso, en la extirpación del tumor y sesiones de radio o quimioterápia o una combinación de ambas. Si alguna vez alguien os dice que el cáncer se cura comiendo… huid como alma que persigue el diablo,  sin embargo la alimentación sí juega un papel importante en el tratamiento contra el cáncer:

  1. Refuerza el tratamiento que haya diagnosticado el Oncólogo
  2. Aumenta la disposición, la fuerza, la resistencia, del paciente frente a dicho tratamiento

¿Por qué cetosis?

Las células cancerígenas, debido a mutaciones del ADN mitocondrial y alteraciones en la expresión de proteínas mitocondriales,  presentan un aumento de la dependencia del metabolismo de la glucosa. Incluso en presencia de oxígeno requieren hasta 200 veces más glucosa que las células normales. De hecho para localizar el núcleo de actuación de un cáncer se inyecta glucosa al paciente y se observa el lugar donde se produce mayor actividad mediante un SCAN PET.

Como sabéis la dieta cetogénica limita los carbohidratos a menos de 25gr al día, es decir,  crea un ambiente poco adecuado para el desarrollo del cáncer debido a:

  • Bajos niveles de glucosa
  • Imposibilidad de las células cancerígenas de utilizar cuerpos cetónicos como combustible
  • El beta hidroxibutirato (o BHB, el principal cuerpo cetónico) es un inhibidor del crecimiento de las células cancerigenas.

Lamentablemente la dieta cetogénica en general provoca poca adherencia, y esta adherencia es todavía menor en pacientes con cáncer que, en la mayoría de los casos, no están preparados para dietas tan restrictivas. ¿Qué significa esto? Que los estudios que se han realizado al respecto de la dieta cetogénica y el cáncer, pese a tener buenas expectativas, no han podido extraer conclusiones concluyentes por la baja continuidad de los sujetos de estudio.

Quería compartiros las conclusiones de uno de los estudios más recientes al respecto: Treatment of malignant gliomas with ketogenic or caloric restricted diets: A systematic review of preclinical and early clinical studies en el que se señala: “Las dietas cetogénicas tienen efectos positivos sobre los gliomas malignos en estudios preclínicos publicados. Los datos clínicos preliminares sugieren que  las dietas cetogénicas son seguras y factibles. Sin embargo, debido a la escasez de datos clínicos, la eficacia de las dietas cetogénicas para mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes con glioma aún no se ha demostrado en estudios prospectivos.” Que dicho en Español clásico viene a significar: parece que funciona, pero no hay evidencias de ello porque no se consigue un núcleo de estudio que mantenga la dieta durante el tiempo suficiente. Además este tipo de alimentación esta en contra de la creencia generalizada en el ámbito médico y las dietas pautadas en hospitales así que apoyo e información al paciente para realizarla, más bien poca.

Pese a todo lo anterior ya hay profesionales que pautan a sus pacientes una dieta cetogénica como apoyo a un tratamiento contra el cáncer. Conozco casos de médicos en Barcelona y Madrid que han recomendado a algunos pacientes con cáncer que contacten con un especialista en este tipo de dietas para llevarlas a cabo. Eso ya es un paso adelane importante. La cetosis no es una tabla de salvación, es solo una madera más para hacer el bote, pero una madera más, sin ella puede ser que el barco no flote debidamente.

En breve hablaremos también del ayuno y el cáncer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: BARRIGA SANA, S.L.
  • Finalidad: poder gestionar todos los comentarios del blog.
  • Legitimación: tu consentimiento para poder interactuar contigo en los comentarios.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados por Cubenode, proveedor de hosting.
  • Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.