Tarta raw de chocolate negro (cetogénica)

Cada vez que os cuento que he encendido el horno para hacer una receta os da un parraque pensando en las temperaturas de Madrid. Lo cierto es que yo soy de horno todo el año, pero sé que muchos de vosotros a partir de Junio clausuráis la puerta de ese electrodoméstico hasta bien pasado el mes de Septiembre. Me habéis pedido muchíiiisimo que empezara con una serie de recetas raw, así que he comenzado a experimentar… y ¡me ha encantado ese tipo de cocina para hacer postres de verano!. Este es el primero, pero tengo alguno más en la recámara que os va a enamorar.

En cuanto a la información nutricional de la tarta, tenemos 4 gr por los 100 gr de nueces variadas, 6 gr por la ricotta y 19 gr del chocolate sin azúcares añadidos, en total 29 gr de carbohidratos. De la elaboración hemos sacado 6 trozos (no os voy a engañar, no son para empacharos) así que tenemos 4,8 gr de ch por porción.

No creo que yo clausure el horno todo el verano pero habiendo descubierto este tipo de tartas sería más factible. #Foreveroven

Tarta raw de chocolate negro

Receta de Barriga SanaTipo de plato DulceTipo de cocina cetogénicaDificultad: Media

Ingredientes

  • 200 gr de queso ricotta

  • 1 tableta de chocolate negro 85% sin azúcares

  • 100 gr de nueces variadas (pecanas, brasil y macadamia)

  • 1 cucharada de mantequilla

  • 1 cucharada de aceite de coco

  • Esencia de vainilla

  • Frutos rojos para decorar

Pasos

  • Ponemos nuestra tableta de chocolate negro troceada junto con una cucharada de mantequilla en un bol y fundimos bien al baño maría o a golpes de 30 segundos en el microondas.
  • Separamos 50 gr de nuestro queso ricotta para hacer la cobertura blanca y mezclamos el resto con el chocolate negro Vamos a necesitar la ayuda de una espátula y un poco de paciéncia para integrar correctamente los dos ingredientes. Reservamos tanto el queso ricotta blanco como la mezcla con el chocolate en la nevera.
  • Vertemos nuestras nueces con una cucharada de aceite de coco en el procesador de alimentos y picamos bien hasta obtener una masa pegajosa (podemos usar en lugar de aceite de coco una cucharada de mantequilla).
  • Colocamos la masa de nueces en el fondo de nuestro molde (al no tener que ir al horno yo usé un aro de emplatar para que fuera más fácil luego desmoldar) . Podéis ayudaros de un mazo de madera (de los que se usan con los morteros) para compactar mejor la base.
  • Sacamos nuestra ricotta de la nevera y ponemos en primer lugar una capa de la que está mezclada con chocolate
  • Añadimos unas gotas de vainilla al resto de la ricotta y con ayuda de unas varillas manuales la batimos para conseguir una consistencia esponjosa. Cubrimos con ella nuestra capa de chocolate negro y espolvoreamos por encima con algunas nueces picadas.
  • Llevamos a la nevera y dejamos enfriar por un mínimo de 4 horas. Desmoldamos y decoramos con nuestros frutos rojos

Consejo de Nur

  • Yo hice dos versiones de la tarta, en la primera puse solo la capa de chocolate negro y le añadí unas escamas de sal (a mi particularmente me encanta la mezcla). Yo preferí la versión solo de chocolate y el señor que duerme a mi lado la mezcla de las dos.
  • Para los más golosos igual se hace necesario añadir un poco de estevia a las mezclas de ricotta. Para nosotros queda perfecto sin ningún tipo de aditivo más.

Más recetas cetogénicas te esperan

¿No has tenido suficiente con esta receta? ¿Te gustaría tener más opciones “keto”?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: BARRIGA SANA, S.L.
  • Finalidad: poder gestionar todos los comentarios del blog.
  • Legitimación: tu consentimiento para poder interactuar contigo en los comentarios.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados por Cubenode, proveedor de hosting.
  • Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.