Dieta crudivegana, mi visión

Como tengo varios amigos crudiveganos empezaré diciendo algo que me han recalcado siempre al hablar de este tema: el crudiveganismo no es una dieta, es un estilo de vida que tiene grandes convicciones de carácter ético. De hecho consideran que el crudiveganismo (y el veganismo por si solo) no solo deben suponer un cambio en la forma de alimentarse de la persona, también en la forma de elegir su ropa, (sin productos animales), sus productos de aseo, su maquillaje… etc. Sin embargo nos centraremos aquí en su forma de alimentarse, las ventajas de esta forma de alimentación y sus inconvenientes.
La alimentación crudivegana también se conoce como raw vegan y consiste en alimentarse de vegetales de la forma más natural posible, sin cocinado y, siempre que sea posible, de origen ecológico.
Por lo tanto las personas que siguen este estilo de vida se nutren de frutas, verduras, hortalizas, germinados, algas, raíces y frutos secos en su estado original o deshidratados (ya que permiten que se aplique un máximo de calor de 42 grados).
Por supuesto eliminan cualquier derivado animal, carne, huevos, leche y pescado, cualquier alimento procesado y cualquier alimento, aunque no sea ni animal ni procesado, cocinado. No toman cereales, ni legumbres (solo las germinadas) y no beben ni alcohol ni ningún tipo de refresco.
¿Cuáles son los motivos de iniciar una dieta crudivegana?
1. Morales, éticos: Como hemos dicho antes hay un transfondo importante de responsabilidad ética al negarse al consumo de producto animal. También de carácter ecológico ya que no se consume energía para el cocinado y no se usan plásticos o similares puesto que no compran productos empaquetados.
2. Razones de salud: Las personas crudiveganas defienden que su tipo de alimentación es la mejor para tener un estado de salud óptimo. Basan ésta afirmación en una visión evolutiva de la alimentación según la cual los comestibles que por si solos (sin necesidad de aderezos o cocinados) no son agradables al paladar humano, no son óptimos para su consumo (es la forma natural de indicarnos que no debemos comerlos). Al mismo tiempo aquellos alimentos que sí pueden ser consumidos por el ser humano en su estado original, pierden micronutrientes al ser cocinados de forma que la mejor forma de ingerirlos es en crudo.

Ventajas de la alimentación crudivegana

1. Al no cocinar los alimentos mantienen estables las vitaminas y nutrientes de los alimentos.
2. Aportan una gran cantidad de fibra a su dieta, algo que no ocurre en otros tipos de alimentación
3. Son alimentaciones efectivas en cuanto al control de peso ya que los alimentos que se ingieren son de bajo aporte calórico
4. Eliminan todos los alimentos procesados y por lo tanto grasas trans, endulzantes artificiales, conservantes, etc.
5. Eliminan el alcohol de su dieta. Estudios recientes (elaborado por la Universidad de Oxford y publicado en ‘The British Medical Journal’) han demostrado que el consumo de alcohol, aunque sea moderado, puede dañar al cerebro.
6. La dieta crudivegana ha mostrado capacidad para bajar los niveles de LDL (colesterol malo) y triglicéridos, lo que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Desventajas de la alimentación crudivegana
1. Es una dieta muy restrictiva y con poca variedad de alimentos que ingerir.
2. Al no incluir alimentos de origen animal se tendrán deficiencias de algunos nutrientes, especialmente vitamina B12 y hierro hemo, (sabemos que las verduras de hoja verde tienen hierro pero este es de tipo férrico, más difícil de absorber). Puede también provocar carencia de calcio.
3. Puede provocar una bajada de los niveles de HDL.
4. Este tipo de alimentación a la larga puede provocar pérdidas de peso importante, por debajo de lo recomendable.
5. Diferentes estudios afirman que las verduras de hoja verdes tienen antinutrientes llamados oxalatos. Estos antinutrientes inhiben la absorción de algunos nutrientes (hierro). Al ser termolábiles se eliminan con una correcta cocción.
6. Es difícil conseguir las kcal requeridas para equilibrar el gasto energético del individuo siguiendo este tipo de alimentación. Normalmente son dietas hipocalóricas que provocan a quien las sigue: cefaleas, mareos, debilidad, incluso ansiedad.

Particularmente yo desaconsejaría la práctica de este tipo de alimentación ya que es muy difícil mantener un estado físico saludable si la llevamos de forma estricta. Soy de la misma opinión que Richard Wrangham, antropólogo y profesor de la Universidad de Harward, quien afirma que cocinar y comer carne fueron los avances fundamentales que convirtieron al mono en hombre.
Sin embargo al tener el crudiveganismo una perspectiva ética tan vinculada, no puedo entrar a criticar a aquellos que la siguen por este motivo.

Entiendo que, una vez tomada la decisión de abordar un estilo de vida como este, lo importante es consultar a un nutricionista, estar controlado por el médico con análisis periódicos para detectar posibles carencias y suplementarse siempre que sea necesario.

2 Replies to "Dieta crudivegana, mi visión"

  • comment-avatar
    María 29/05/2018 (15:00)

    Coincido con el profesor de Harward. La cuestión es que el hombre tiene acceso al fuego, por lo que este pertenece a la naturaleza y se debería poder utilizar sin problemas (según el pensamiento de los crudiveganos) No soy entendida en el tema, pero es mi opinión. Además ir en contra del progreso es sumamente complicado y parece que no, pero creo que caro también es. Leí un libro hace unos años que decía lo de que la naturaleza nos da lo que necesitamos, sin necesidad de comer animales, y también es muy cierto, pero creo que nuevamente nos encontramos de frente con el progreso. Creo que si Dios, o el universo o lo que quiera que haya hecho que estemos aquí, nos dio cerebro, debemos utilizarlo. Aunque esta teoría…también tiene sus contras.

    • comment-avatar
      Barriga Sana 29/05/2018 (15:30)

      Algunos cerebros la verdad es que podrían estarse guardaditos 😉
      Pero sí, coincido contigo

Leave a reply

Your email address will not be published.

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Nuria Pons Ximénez
  • Finalidad: enviarte una newsletter con las novedades del blog.
  • Legitimación: tu consentimiento para enviarte correos con la newsletter.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados por Mailrelay, mi proveedor de email marketing.
  • Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.