Cotton cheesecake en dos versiones: dulce y salada

Hoy vamos a compartir dos recetas en una porque con la misma base, la de la cotton cheesecake, haremos un plato dulce y uno salado. Un menú completo, vamos. En realidad habíamos preparado solo la entrada dulce pero al probarla no solo nos encantó, si no que además vimos claramente que variando un poco la receta funcionaría perfectamente como un plato principal. Lo hicimos y realmente no sabemos con cuál de las dos versiones quedarnos.

La tarta de queso algodonosa, o cotton cheesecake,  proviene de Japón, dónde es un postre muy popular. Tiene básicamente dos características, es menos dulce y contundente que un cheesecake normal, y posee una textura muy esponjosa. Originalmente lleva harina, leche y almidón de maiz, pero nuestra versión ha prescindido de estos ingredientes para hacerla mucho más saludable, sin gluten y sin azúcares añadidos. Eso sí, lleva queso, lamentablemente no he encontrado aún la forma de hacer un cheesecake que sepa realmente a cheesecake y que no lleve cheese… paradojas de la vida.

Para la versión dulce he usado queso crema sin lactosa y para la versión salada queso crema sin lactosa y parmesano (un queso tan curado que ya ha perdido casi por completo la lactosa, tanto que puede ser ingerido por la mayoría de los intolerantes).

¿Vamos a ello? Pues manos a la obra!

Cotton cheesecake dulce: chocolate y dulce de leche. Cotton cheesecake salado: parmesano y cebollino con crujiente de jamón

Ingredientes

  • PARA LA BASE DE LOS DOS PASTELES
  • 3 huevos grandes o 4 huevos medianos (para cada base de pastel)
  • 150 gr de queso crema sin lactosa (para cada base de pastel)
  • sal
  • PARA EL PASTEL DULCE
  • 2 cucharadas de dulce de leche paleo
  • 1/2 tableta de chocolate negro al 85%
  • 1 cucharada de Ghee
  • PARA EL PASTEL SALADO
  • 125 gr de queso parmesano rallado
  • Cebollino
  • Jamón de Trevelez (o un jamón serrano sin azúcares añadidos)

Elaboración

  1. COTTON CHEESE CAKE DE DULCE DE LECHE Y CHOCOLATE NEGRO
  2. Lo primero que debemos hacer es separar las yemas de las claras de los huevos. Las claras las dejaremos en un recipiente en la nevera y mientras batiremos las yemas junto con el queso crema y una pizca de sal.
  3. Añadiremos a las yemas las dos cucharadas de dulce de leche y volveremos a batir hasta conseguir una masa uniforme.
  4. Sacaremos las claras de la nevera y, con ayuda de unas varillas, batiremos a punto de nieve. No pararemos hasta que con la masa podamos formar el famoso pico de loro
  5. Añadiremos poco a poco las claras a punto de nieve a la mezcla que hemos hecho con las yemas de los huevos y mezclaremos con movimientos envolventes. Debemos tener cuidado de no bajar las claras.
  6. Volcaremos la masa en los moldes (en este caso hoy he preferido hacer pastelitos más pequeños) y llevaremos al horno previamente precalentado.
  7. Hornearemos 15 minutos a 170 grados. Llegado este momento bajaremos la temperatura a 160 grados unos 15 minutos más y finalmente lo dejaremos en el horno ya apagado otros 15 minutos más.
  8. Sacaremos y dejaremos enfriar.
  9. Ponemos en un cuenco el chocolate negro y una cucharada de ghee y ponemos en el microondas a intervalos de 30 segundos hasta que se derrita pero no se queme.
  10. Cubrimos de chocolate nuestro pastel o pastelitos y llevamos a la nevera.
  11. COTTON CHEESECAKE DE PARMESANO, CEBOLLINO Y CRUJIENTE DE JAMÓN
  12. Volvemos a separar las yemas de las claras de los huevos. Las claras las dejaremos en un recipiente en la nevera y mientras batiremos las yemas junto con el queso crema, el queso parmesano, el cebollino y una pizca de sal.
  13. Sacaremos las claras de la nevera y, con ayuda de unas varillas, batiremos a punto de nieve. No pararemos hasta que con la masa podamos formar el famoso pico de loro
  14. Añadiremos poco a poco las claras a punto de nieve a la mezcla que hemos hecho con las yemas de los huevos y mezclaremos con movimientos envolventes. Debemos tener cuidado de no bajar las claras.
  15. Volcaremos la masa en el molde y llevaremos al horno previamente precalentado.
  16. Hornearemos 15 minutos a 170 grados. Llegado este momento bajaremos la temperatura a 160 grados unos 15 minutos más y finalmente lo dejaremos en el horno ya apagado otros 15 minutos más.
  17. Sacaremos y dejaremos enfriar.
  18. Mientras tanto colocaremos un papel de horno doblado por la mitad encima de un plato y meteremos dentro de la doblez nuestro jamón serrano. Pondremos encima otro plato para presionar y llevaremos al microondas a máxima potencia unos cuatro minutos.
  19. Romperemos en trocitos el jamón y espolvoreamos encima de nuestro pastel

El consejo de Nur

Con la misma base yo os he puesto dos ejemplos de pasteles, dulce y salado, que podéis hacer, pero se me ocurren muchísimas combinaciones: Con frutos rojos, de chocolate enteros, con bacon y cebolla, con atún... El límite está en los ingredientes que tengáis en la nevera. Si finalmente lo cocináis quiero ver vuestras opciones. Siempre aprendo cosas nuevas con vosotros.

2 Replies to "Cotton cheesecake en dos versiones: dulce y salada"

  • comment-avatar
    Elena 20/08/2017 (16:37)

    Hola! Qué pinta! Puedes decirme dónde compras el dulce de leche? Gracias

    • comment-avatar
      Barriga Sana 20/08/2017 (19:54)

      Hola! Pues el dulce de leche es hecho en casa, el que venden no es paleo pq tiene azúcar. La receta es de chef bosquet y lleva leche de coco y miel.

Leave a reply

Your email address will not be published.

Positive SSL