Fisioterapia visceral y cómo puede ayudar a tus problemas digestivos

batidos
Licuados saludables para divertidas excepciones
27/03/2019
tarta de café y chocolate negro
Tarta helada de café y chocolate negro
31/03/2019

Nuestro cuerpo está interconectado de una manera sorprendente, no somos una acumulación de órganos con funciones independientes, somos un todo y como tal hay que tratarnos. La medicina del futuro abordará todas las patologías desde un punto de vista interdisciplinar, no entendiendo una dolencia como algo independiente de otras disfunciones corporales existentes. Ya no iremos al ginecólogo, o al traumatólogo, iremos a la consulta de los médicos donde cualquier enfermedad será tratada desde puntos de vistas diferentes.

También en el ámbito de la nutrición es necesaria esta capacidad de trabajo entre diferentes especialistas: digestivos, psicólogos, endocrinos y también fisioterapeutas. En este sentido hoy os quiero explicar que es la fisioterapia visceral y como puede ayudarnos.

¿En algún momento alguien os ha comentado que vuestra patología digestiva puede ser tratada por un fisioterapeuta? No ¿verdad?… para determinados profesionales de la salud cualquier terapia que no suponga una intervención a través de medicina convencional no existe, sin embargo así es.

Una víscera es un órgano contenido en las principales cavidades del cuerpo humano que está íntimamente ligada a otras vísceras y a los músculos a través de fascias y ligamentos. Existe una relación intima entre las estructuras musculoesqueléticas y las viscerales.  Las vísceras están conectadas a una región de la médula determinada, pero a ésa misma región está relacionada a su vez con una zona de piel, una parte ósea, un grupo de músculos y determinados vasos sanguíneos.

Cuando nuestras visceras no se encuentran en pleno funcionamientos, ya sea por alteración en su actividad, un aumento o disminución de tono o por haberse producido adherencias, es muy importante eliminar estas afectaciones y esto se realiza mediante fisioterapia visceral.

“Una viscera debe moverse bien para funcionar correctamente”.

La fisioterapia visceral trabaja mediante tecnicas manuales sobre la motilidad, tono y estado de nuestras vísceras y se convierte en el gran aliado de la nutrición con el objeto de mejorar y eliminar algunas de las afecciones más comunes del  sistema digestivos: Reflujo,  disfagia,  esofagitis , hernia de hiato, gastritis, úlcera péptica (esófago, estómago y duodeno), estreñimiento o diarrea y algunos cuadros mas complejos como la enfermedad de Crohn o síndrome del intestino irritable.

Trabajando de la mano desde el ámbito nutricional y el ámbito fisioterapéutico conseguiremos mejores resultados en las patologías del paciente.

Barriga Sana trabaja en conjunto con Fisioterapia Munay para tratar patologías de este tipo de una forma integral. Si necesitáis más información tanto Eva y Silvia como yo estaremos encantadas de ayudaros. Si estáis ya trabajando de forma independiente con varios de estos especialistas solicitad que se pongan en contacto. Juntos trabajamos mejor.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Nuria Pons Ximénez
  • Finalidad: poder gestionar todos los comentarios del blog.
  • Legitimación: tu consentimiento para enviarte correos con la newsletter.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados por Cubenode, mi proveedor de hosting.
  • Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.