Semana Santa Paleo

Barriga Sana está de vacaciones fuera de casa, lo cual supone algún cambio en nuestra rutina alimentaria. La parte masculina de Barriga Sana ha sucumbido ante algunos caprichos que ofrece mi isla. Yo, no sé si por suerte o por desgracia, no puedo saltarme la dieta ni en vacaciones, aunque sí  que he reducido mi nivel de entrenamiento y seguramente he aumentado la ingesta de alimentos… Pero no siempre se está de relax unos días, así que no pienso tener ningún tipo de remordimientos.

Desayunos

No tengo tantos desayunos como es habitual porque me los he saltado un par de veces para salir a correr, además he tomado dos desayunos dulces cuando lo habitual es solo tomar uno. Además, como ya sabéis, aún estando en Madrid hice pan de trigo sarraceno para la entrada del miércoles pasado, así que algún día he tomado tostadas (que estaban realmente buenas). Por lo demás mucho verde, mucho fruto seco, mucho plátano. Lo del plátano empieza a ser enfermizo 🙂

Platos principales

Supongo que a todos os pasa lo mismo, los días previos a salir de vacaciones os dedicáis a vaciar la nevera y salen los platos algo anárquicos. Al volver me voy a encontrar con un gran eco en la mía que se quedó prácticamente vacía.

Por orden, solomillo de cerdo con reducción de frutos secos y alcachofas con espuma de albahaca, salchichas frescas guisadas con huevo y patatas y ensalada de frutos secos y rojos, pollo a la miel con ensalada y judías verdes, pastel de calabacín (os lo enseñé a hacer en el blog), berenjena rellena, tortilla de patata y ensalada, conejo con brocoli y calabaza al horno al estilo mediterráneo, coca de champiñones, jamón de trevelez y huevo  y por último una ensalada de bonito con alcachofas.

Barriga Sana viajera

Pensaréis que no he hecho esos pequeños pecados dulces de cada semana, pero sí los he hecho. Horneé unas galletas nada más llegar y hoy he hecho una falsa tarta de manzana que os voy a repetir pronto en el blog, pero no he hecho foto. De lo que sí tengo reportaje gráfico es de nuestra visita esta semana a Ca Na Pilar, un pequeño restaurante en Es Mitjorn Gran, Menorca, cuyo propietario y chef era el antiguo jefe de cocina del Racó de Can Faves (hasta su cierre).

Cenamos bien, pero sin sorprendernos. Es cierto que quizás nos hemos vuelto excesivamente exigentes en cuanto a aquello que nos gusta comer, pero es lo que provoca la capacidad de elección. Un restaurante puede estar bien por si solo, o ser normal comparado con otros de su mismo precio y categoría. En este sentido Ca Na Pilar mantiene un honroso nivel medio, con una carta de producto que viste mejor de lo que sabe. No encontramos esos matices descritos a la hora de probar los platos, aunque sí los disfrutamos de forma honrosa.

No me acordé de fotografiar los platos principales (bacalao a baja temperatura para mí y raya para Adán), pero por lo demás estos son los platos que tomamos

Cremoso de queso de Mahón con helado de sobrasada, carpaccio de gambas, bomba de buey de mar, tarta de chocolate negro (sin gluten y sin lactosa) y cremoso de queso con cítricos.

Nos quedan unos días de vacaciones. Seguiremos dando envidia desde el lugar más bello de la tierra.

 

No Replies to "Semana Santa Paleo"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    Positive SSL