Hagamos juntos nuestro menú

Una semana más…

Se acerca el calor y nuestros hábitos alimenticios cambian para adaptarse a la nueva temperatura. En esta casa cada vez dejaremos más de lado las comidas de cuchara para pasar a las cremas frías, gazpachos (paleo) y las ensaladas de todo tipo. Además el apetito cambia, no tenemos tanta hambre, nos cuesta cumplir horarios… Con el buen tiempo hay que hacer un doble esfuerzo para seguir alimentándonos correctamente.

Desayunos

Seguimos la rutina semanal. Intento comer cuatro desayunos salados, con una combinación de ensaladas, frutos secos, fruta y proteína, y una excepción a la semana, en este caso una granola de frutos secos con plátano, manzana y chips de cacao, delicioso.

Platos principales

Un poco de todo y de todo un poco.

Esta ha sido una semana de locos por temas laborales y he tenido el tiempo justo para dedicar a la cocina (aunque he de decir que para relajarme veréis que he estado haciendo algún pecado goloso que otro). Por otra parte he intentado equilibrar carne, pescado y verduras. Esta semana ha sido de poco huevo, aunque de repente es el plato preferido de mi hija (hemos pasado de la eterna sopa al continuo huevo). Por orden:

  1. Wok de verduras (col china, zanahorias y cebolla) con carne y tortilla francesa. Caldo de pollo
  2. Muslos de pollo campero con crujiente de chutney de mango y bastones de yuca
  3. Moussaka, ensalada de mariscos, salsa de berenjena y setas, salsa de tomate seco, pimiento rojo y almendras. Embutidos de cerdo
  4. Ensalada de pulpo con frutas crujientes y espinacas frescas
  5. Caldo de huesos, hamburguesa de pollo campero, ensalada de rúcula y frutos secos
  6. Judías verdes con sofrito de tomate y huevo. Pulpo cocido
  7. Comida de domingo, un poco de todo lo que ya habéis visto

En definitiva, mucha comida de producto, todo el mérito lo tiene un pescado fantástico y una carne de calidad.

Esos pequeños caprichos

Esta semana el punto diferenciador de mi entrada está en mis pequeños pecados paleo. He hecho tres elaboraciones cuyo protagonista principal es el chocolate, y es que en esta casa nos pirramos por el cacao puro con toques cítricos o frutos secos.

Ya os lo dije, si me hace un año me decís que estaría haciendo un pastel de chocolate y berenjena y que saldría delicioso me hubiera atragantado de la risa… pero es así. La receta no es mía, la podéis encontrar en esta entrada del blog del comidista.

Para nuestro picnic del domingo pasado hice unos cracker de plátano macho y me dejé uno olvidado en el fondo del frutero. A final de la semana lo redescubrí pero ya me había madurado demasiado para usarlo en una receta salada así que tuve que experimentar y acabé haciendo este coulant de chocolate y frambuesa con chips de chocolate y coco. No duró nada en casa, imagino que debía estar bastante bueno.

Todo lo que lleve dulce de leche sube un nivel en la escala de lo delicioso (en este caso hablamos de un dulce de leche hecho con leche vegetal y miel cruda). La tarta tiene tres capas, una base de bizcocho de harina de chufa, una capa intermedia de compota de frambuesa y está acabado con una capa de dulce de leche. La cobertura es chocolate negro ligeramente salado. Solo puedo decir que me encantaría poder enviaros un pedazo a cada uno de vosotros para demostraros que comer sano no está reñido con comer delicioso.

Nos vemos el miércoles con una nueva entrada en el blog. No dejéis de visitarnos, siempre intentamos sorprenderos.

 

 

No Replies to "Hagamos juntos nuestro menú"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    Positive SSL