Y esta semana hemos comido…

Una semana más que ha empezado con un día de fiesta y en la que Barriga Sana no comió en casa en un par de ocasiones (ya sabéis que con el buen tiempo se acelera la vida social), así que tenéis alguna foto menos de lo que es habitual.

He de deciros que en las próximas semanas empezaréis a notar un cambio importante en nuestros menús. En España empieza definitivamente el verano y, a mí personalmente, se me quitan las ganas de guisos, comidas elaboradas y platos contundentes. Empieza la época de las ensaladas, los platos fríos y, por supuesto, los gazpachos. El calor todo lo trastoca, incluso nuestro apetito.

Desayunos

Os contaba esta semana lo importante que es hacer un buen té chai para tomarme por las mañanas. No me vale con calentar agua y poner una bolsita a infusionar, yo hago una espuma con la leche de coco, añado jengibre, canela, nuez moscada… Es uno de los placeres de mi desayuno.

Además esta semana acompañando a mis hojas verdes habituales, he tomado atún, carne de ternera, panceta y huevo como proteínas y en la mayoría de los casos he terminado de desayunar tomándome un plátano. El desayuno dulce de la semana ha caído en domingo, con un bol de frutos secos, plátano y coco con shots de chocolate negro, leche de coco y semillas de chia.

Platos principales

Pese a que está claro el desequilibrio entre carne y pescado en las fotos de esta semana he de decir que este no ha existido en la realidad. Faltan justo dos fotos de un pastel de calabacín y sardinas que tomamos el lunes y ayer comimos lubina al horno en casa de unos amigos, así que puede decirse que hemos tenido una semana muy equilibrada en la que la crock pot ha trabajado de lo lindo.

Por orden

  1. Rabo de ternera confitado en frutos rojos y acompañado de brotes verdes y frutos secos (olla lenta)
  2. Pollo con miel y especias acompañado de acelgas al vapor con nido de frutas deshidratadas (olla lenta)
  3. Salmonetes con lima y cilantro acompañado de gazpacho de pepino y ensalada de rúcula y canónigos
  4. Salchichas frescas con gazpacho de pepino y zanahoria y ensalada de canónigos
  5. Berenjenas arrabiata (el miércoles publicaremos la receta en el blog), costillas a las finas hierbas (olla lenta) acompañadas de patatas asadas y ensalada de espinacas frescas con nueces y manzana. Una comida de domingo deliciosa.

Como veis, sigo manteniendo que siempre el 50% del plato sea hoja verde, un 30% o más de proteínas (intento siempre un 50% pescado y un 50% carne) y el resto grasas saludables en forma de aceite de oliva virgen extra o aceite de lino y frutos secos.

Esos pequeños caprichos

Pan de Yuca: Voy a dejar de añadir el pan de yuca como un pequeño capricho y dejarlo como parte de la vida habitual de esta familia. Esta semana he tenido que hornearlo dos veces, la primera para consumo familiar (Gala no quiere otro para desayunar y al resto también nos gusta mucho) y la segunda porque lo llevé a una comida con amigos y no sobró ninguno. Cada vez me gusta más y cada vez me queda mejor. Voy a intentar hacerlo más espaciado pero prefiero que Gala se coma mi pan al pan de molde que compramos en panaderías.

Pastel de plátano con crujiente de chocolate y cobertura de coco: Como ya conté en instagram (sino me seguís en instagram no sé a qué estáis esperando, allí comparto todos los días nuestra comida y resuelvo las dudas que me váis preguntando) este postre nació de un cúmulo de despropósitos. La base, de frutos secos picados, pretendía ser unas barritas de cereales que finalmente no prosperaron, el bizcocho principal eran unas tortitas de plátano que no había manera de que cuajaran , el crujiente de chocolate mi cuarto intento frustrado de hacer huevos tipo kinder en casa y la cobertura es leche y crema de coco batidas y adornadas con fresas. Estaba buenísimo y fue la forma en que recuperé mi dignidad culinaria después de tanto experimento fracasado.

Pastel infantil de chocolate, berenjena y dulce de leche: Pero sin duda, si un pecado os ha gustado esta semana ha sido este. Teníamos una comida fuera de casa y quería llevar una tarta bonita pero muy paleo, para demostrar a mis anfitriones que se puede comer sano, bonito y bueno. En este caso es una tarta de chocolate negro (90%) con berenjena y cobertura de dulce de leche paleo (leche de coco y miel cruda) y los adornos están hechos con fondant sin azúcar  (es comprado). Lo cierto es que el fondant es muy fácil de trabajar (es como modelar con plastelina) pero luego nadie se lo come. He visto tartas espectaculares hechas con fondant en las que a la hora de comerlas había que pelarlas enteras porque nadie soportaba esa capa de azúcar mantecosa. En cualquier caso para un cumpleaños infantil, una merienda con niños… está muy bien y es muy divertido cocinarla juntos.

Y, con la tarta infantil, acabamos ya la entrada de esta semana. Espero que, como siempre os digo, os haya servido, os haya gustado y os haya inspirado. Compartidla si consideráis que podemos ayudar a alguien más y estad atentos al miércoles. La entrada de esta semana viene sabrosa y picantona, como a mi me gusta.

 

No Replies to "Y esta semana hemos comido..."

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    Positive SSL